http://static.diariovasco.com/www/menu/img/mano-parejas-dv-desktop.png
Torneo Bankoa-DV

Arratibel guía a la pareja ataundarra

Zubizarreta observa la jugada mientras Arratibel corre. / ÍÑIGO ROYO
Zubizarreta observa la jugada mientras Arratibel corre. / ÍÑIGO ROYO

Zubizarreta, autor de once tantos, aprovecha el dominio de su zaguero. Acceden a semifinales tras superar a Espinal y Sánchez, que plantaron cara hasta el 16-14 para ceder después

J.L. IDIAZABAL.

El frontón Igarondo acogió ayer bien arreglado la interesante jornada de cuartos de final del Torneo Bankoa Crédit Agricole-EL DIARIO VASCO. Olía aún a recién pintado. De hecho, durante la semana habían concluido las obras de acondicionamiento del recinto, que han incluido el nuevo techo y un ascensor para cumplir con las normas de accesibilidad. El edificio, inaugurado en 1981, lo agradece.

Sobre la cancha, los ataundarras Zubizarreta e Ibai Arratibel sellaron el pase a semifinales con un convincente y elaborado triunfo 22-15 frente al pamplonés Iker Espinal y el logroñés Jorge Sánchez, que no dieron el brazo a torcer hasta los últimos minutos de un partido exigente desde el punto de vista físico.

El más veterano de los cuatro, Arratibel, de 24 años y una larga trayectoria en el torneo, guio el juego. Salvadas las dos pelotas que se le cayeron bajo chapa en los compases iniciales, dominó el peloteo, tocó la pelota con la derecha, manejó la zurda con solvencia propia de un zaguero de mayor categoría, bajó la pelota y hasta se atrevió a rematar. Alcanzó su punto culminante ofensivo en la cortada de derecha al ancho desde la pared izquierda que sorprendió a Espinal en el 6-4. Le salió perfecta.

Arratibel sujetó las riendas del juego ante dos pelotaris rocosos. Sánchez supo salir del bache que atravesó mediado el envite. Su derecha comenzó a coger altura en el frontis y recuperó seguridad. El amenazante 12-7 dejó paso a fases de mayor igualdad.

Espinal, su delantero, completó una actuación notable. Pese a remar con viento en contra durante muchos minutos, a pesar de que su zaguero apenas le creó oportunidades de remate, encontró la manera de sumar once tantos de jugada. ¡Qué bien lanzar el dos paredes de zurda! Su jugada predilecta.

El delantero de Pamplona mantuvo vivo el encuentro y limó la desventaja hasta acercarse 13-11 primero y 16-14 después. Precisamente esos dos momentos coincidieron con dos tantos durísimos, uno de 84 pelotazos y otro de 60. Ambos cayeron a favor de los ataundarras. Pesaron.

El 17-14, que terminó en el único error de Espinal -el zurdazo se le marchó arriba-, precedió la serie de remates a cargo de Zubizarreta que resolvieron el duelo: un saque por abajo arrimado al siete, un gancho al resto, una dejada con la que engañó al delantero contrario en el txoko y otro gancho, culminados con el dos paredes final.

A sus 18 años, Iraitz Zubizarreta volvió a aparecer en el momento decisivo. En lugar de esconderse, emergió. Cruza bien el gancho en corto. Gustó el conectado en el 2-1, en una pelota que caía desde muy arriba y a la que supo esperar.

Zubizarreta y Arratibel se cruzarán en semifinales con dos secantes, García y Sarasa, el sábado 9 de diciembre por la tarde en el Astelena de Eibar.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos