http://static.diariovasco.com/www/menu/img/mano-parejas-dv-desktop.png
Pelota | Torneo DV

Alberdi respira gracias a ese besagain salvador

Jon Alberdi entra de aire ayer en Urrestilla. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Pleno azpeitiarra en Urrestilla, donde hubo un gran ambiente, con las victorias de Alberdi en categoría sénior y de Iriarte en promesas

DV

Los más de tres centenares de pelotazales que se dieron cita ayer en el frontón de Urrestilla para presenciar en directo la cuarta jornada del Torneo Bankoa Credit Agricole-EL DIARIO VASCO regresaron a casa satisfechos. Hubo pelota de la buena y el ambiente fue magnífico. Por si fuera poco, los manistas azpeitiarras hicieron pleno. Alberdi ganó con Olaizola III en sénior e Iriarte hizo lo propio en promesas junto a Cordón. Ambos partidos estuvieron igualados hasta el ecuador. A partir de ahí, se rompieron en favor de los vencedores, que acceden a la siguiente ronda. Alberdi y Olaizola III se verán las caras con García y Sarasa el sábado 21 en el Beotibar de Tolosa. Iriarte y Cordón jugarán contra Murua y Barturen el domingo 29 en el Municipal de Bergara.

Alberdi y Olaizola III tuvieron que sufrir hasta el final para deshacerse se la resistencia de Adonis y Uriondo. Un besagain de zurda del azpeitiarra con 21-19 en el marcador que el zestoarra Adonis no pudo llevar a buena de volea le permitió respirar tranquilo. Menudo peso se había quitado de encima porque no las tenía todas consigo. Fue un partido interesante, vivo, con emoción hasta el final. Adonis y Uriondo no se rindieron a pesar de ir en clara desventaja en el marcador y plantaron cara.

El choque fue bastante parejo hasta el 10-8. Le costó ponerse a la pelota al lesakarra. Lo hacía casi siempre de zurda, como si quisiese proteger la derecha. Una vez resueltas las dudas iniciales, comenzó a soltarle con ganas y fue su dominio en la zaga lo que propició que el partido se rompiese. Del 7-5 al 16-8 se adueñó del peloteo en los cuadros largos. Eso lo aprovechó Alberdi para entrar a rematar, pero Olaizola III volvió a sufrir otro bache. Desapareció su dominio y fue Uriondo, el recambio de Mariezkurrena I, quien poco a poco equilibró la contienda.

Uriondo, reñido con la chapa

El zaguero de Gizaburuaga, que se las tuvo tiesas con la chapa nada más dar comienzo al partido -la hizo sonar tres veces consecutivas- soltó buenos derechazos y mantuvo el tono para ser su primer partido. Se le quedaron cortas algunas pelotas porque entra siempre en carrera y no mide bien la distancia. Es completamente distinto a Olaizola III, que pega más a pie quieto. Su compañero, el zestoarra Adonis jugó bien, pero cometió dos fallos en dos momentos claves que acabaron lastrando las opciones de su pareja. En el 16-12, cuando una parada al txoko se le fue abajo, y en el 20-17 al impactar su gancho en el colchón inferior. Mala suerte.

El protagonista era Alberdi, que jugaba en casa. Muy trabajador, ayudó a su compañero en los momentos de zozobra. Bajó incluso al cinco a defender. Se le vio con muchas ganas, muy implicado. Ya tendrá otras oportunidades de lucimiento si sigue subiendo escalones.

Iriarte también jugaba ante los suyos y consiguió el objetivo que buscaba en categoría promesas. Ganar y dar una buena imagen. Fue él quien decantó el partido a favor de sus intereses y los de Cordón merced a la velocidad que imprimió a sus saques. Logró cinco, tres de ellos para el 4-0. Ahí estuvo una de las claves de un duelo, que como el de sénior, no tuvo dueño hasta bien entrado el mismo, concretamente hasta el 12-12.

A Goikoetxea le costó neutralizarle, pero cuando lo hizo cambiaron las tornas. El pulso en la zaga era igualado. El asteasuarra Elizegi demostró tener una buena derecha y Cordón perdía poca pelota. Fue un toma y daca continuo. En ese momento emergió la figura de Iriarte con cuatro tantos consecutivos -gancho, dejada al ancho y dos saques-remate- que rompieron el partido. Goikoetxea se vino abajo.

Fotos

Vídeos