Diario Vasco
Etchegoin se dispone a golpear de derecha en Urretxu.
Etchegoin se dispone a golpear de derecha en Urretxu. / JOSÉ MARI LÓPEZ

PELOTA

Lizeaga-Etchegoin, duelo por todo lo alto hoy en Aizarnazabal

  • El zaguero hernaniarra y el gasteiztarra Larrañaga buscan una plaza en cuartos en categoría senior a costa de Espinal y del gigante de Iparralde

La octava jornada del Torneo Bankoa Credit Agricole-EL DIARIO VASCO recala esta tarde, a partir de las 17.00 horas, en Aizarnazabal, una plaza fija en las últimas ediciones. Sobresale el partido de octavos de final de categoría senior. Larrañaga y Lizeaga miden sus fuerzas contra Espinal y Etchegoin. Los vencedores se verán las caras en cuartos con Peru Labaka y Arratibel, una de las parejas candidatas a las txapelas. El duelo tendrá lugar el próximo 2 de diciembre en Soraluze, en horario nocturno.

Es el estreno en la competición para Larrañaga y Lizeaga. El delantero gasteiztarra acaba de proclamarse campeón del mundo sub 22 en Biarritz bajo la batuta de Inocencio Azpiroz. Es muy vistoso. Tiene en el saque una de sus principales armas y, además, golpea bien la pelota de costado. Sabe acabar el tanto, pero su rendimiento en defensa baja muchos enteros, como se pudo comprobar en Zumarraga en la final del Campeonato Elite de Euskadi ante Elezkano I y Erasun. Jugó el jueves a parejas en Zaldibar, en el torneo Olazar -ganó con Pérez por 22-4 a Prado y Mariezkurrena-, por lo que llega bien rodado.

El año pasado se alineó con el zaguero pamplonés Mariezkurrena y cayeron eliminados en el Amazabal de Leitza, en primera ronda, ante Olano y Lizeaga, que sustituía a Pujana. El zaguero hernaniarra no llegó muy lejos. Perdió en la siguiente eliminatoria contra Errandonea y Kerman Galarza en el Igarondo de Idiazabal. Aún así, dejó una grata tarjeta de visita. Casualidades del destino, los organizadores les han colocado juntos en esta edición. Lizeaga es un pelotari hecho y muy efectivo. Hay que sudar para hacerle el tanto porque no da una pelota por perdida. Esa es una de sus señas de identidad.

Sin miedo a nada

Pero Espinal y Etchegoin ya demostraron en su debut en el Ederrena de Urretxu que hay que contar también con ellos. El 22-4 que le endosaron a Etxaniz -recambio de Urretabizkaia- y Mariezkurrena fue un aviso a navegantes. El partido no tuvo historia. Los ganadores se pusieron 0-13 en 91 pelotazos en un duelo en el que apenas hubo peloteo. Ese día llamó la atención la derecha de Etchegoin. El zaguero de Donezaharre, de 22 años, que tiene una planta impresionante, no tuvo rival que le apretase. Dominó casi por inercia.

El compromiso de esta tarde es mucho más exigente. Lizeaga no es Mariezkurrena. Deberá manejar de nuevo muy bien la derecha y no cometer errores con la izquierda, su mano menos buena. Y controlar los nervios. Etchegoin es un pelotari introvertido al que suelen atragantársele los grandes compromisos. A su compañero Espinal le tocará en esta ocasión ejercer de psicólogo.

El delantero de Pamplona, que juega con el club Oberena, maneja muy bien la zurda a pesar de ser diestro y es capaz de entrar a la pelota de todas las posturas. Y al igual que Larrañaga, hace mucho daño con la jugada inicial. Los pelotazales que se den cita esta tarde en Aizarnazabal pueden presenciar un duelo entre dos buenos sacadores. Tanto Lizeaga como Etchegoin deberán estar acertados en el resto. Ahí puede estar una de las claves de una eliminatoria con un pronóstico incierto de salida. Quien domine en su parcela tendrá mucho terreno ganado. Pero para dominar hace falta algo más que soltarle sin más a la pelota. Constancia, esa es la palabra adecuada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate