Lágrimas de emoción y apoyo incondicional de sus compañeros en la cancha de Galarreta

Es el remontista más laureado de la historia de la modalidad con once txapelas del Individual, tres del Parejas y un gran número de trofeos

Enrique Echavarren
ENRIQUE ECHAVARREN SAN SEBASTIÁN.

Los aficionados del remonte ya se van haciendo a la idea de que serán contadas las ocasiones que podrán ver en activo al genio de Doneztebe. Koteto Ezkurra, el mejor remontista de la historia de la modalidad junto al inolvidable Jesús Ábrego, dice adiós definitivamente. No es una de las retiradas temporales a los que desgraciadamente ha acostumbrado a los fieles de Galarreta en los últimos años. Ahora no hay vuelta atrás. Koteto quiso anunciar su adiós en la cancha del frontón largo hernaniarra, el escenario donde ha conseguido sus once títulos individuales y los tres del Parejas que figuran en sus vitrinas. Su extenso palmarés es inigualable. No ha habido nadie como él. Se irá por la puerta grande a los 45 años.

Ezkurra, que debutó con 16 años el 6 de julio de 1990 en el Euskal de Huarte, se presentó ayer en Galarreta minutos antes del mediodía acompañado por el lesakarra Tomás Rekondo, su mentor desde niño. Lucía una americana azul oscura de sport, un niqui blanco y pantalones vaqueros. «Me parezco a los políticos», bromeaba el doneztebarra mientras sujetaba la carta de despedida en el interior de una carpeta.

Arropado por sus íntimos amigos, Patxi Zeberio e Iñaki Gaztelu, Koteto no pudo contener la emoción en varias ocasiones mientras leía su mensaje. «Aquí, en Galarreta, me he sentido valorado y sobre todo querido. Lo digo de corazón. Siempre me habéis oído decir que no iba a permitirme a mí mismo estar donde no debía estar. En estos momentos me cuesta mucho esfuerzo mantener el nivel que tengo, por lo que he decidido que es el momento de dejarlo. No va a ser un adiós repentino, quiero disfrutar de mi último verano. Son fechas especiales en las que los recuerdos de mi querido mano a mano son incontables e imborrables, me motivan de verdad aunque vea la competición desde la barrera».

El remontista de Doneztebe jugará entre diez y quince partidos por parejas, la mayoría en jueves, antes del 29 de septiembre. «Espero que mi último partido sea contra uno de mis amigos del alma, el señor Patxi Zaberio», aventuró. El delantero de Elduain, que se fundió en un sentido abrazo en dos ocasiones con Koteto, le calificó como «un fenómeno, un genio. Tiene magia. Ha dado siempre espectáculo en la cancha desde que empezó a jugar a remonte. A parte de los títulos que ha conseguido, ha demostrado ser una persona impresionante fuera del frontón. Ojalá que su salud nos permita seguir disfrutando de su juego».

También Kike Elizalde, exremontista y actual intendente de Oriamendi, le dedicó palabras de elogio. «Debutó con 16 años y para los 20 ya era figura. Ha sido un privilegio sufrirle primero como contrario y luego como intendente. Es el pelotari referente de la modalidad, el pilar fundamental del cuadro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos