Torneo Bankoa DV

Ioritz Egiguren y Alain Prieto, rivales en su punto

Prieto venció y destacó en la eliminatoria de Leitza. / LOBO ALTUNA
Prieto venció y destacó en la eliminatoria de Leitza. / LOBO ALTUNA

Dos delanteros en franca progresión jugarán mañana en Bergara, sede de dos eliminatorias de pronóstico incierto

J.L. SAN SEBASTIÁN.

Dos eliminatorias de octavos de final en las que se presume difícil emitir un pronóstico certero componen una nueva jornada del Torneo Bankoa Crédit Agricole-EL DIARIO VASCO, anunciada para la matinal de mañana a partir de las 11.30 en Bergara, en un Municipal cargado de historia para la pelota a mano. Murua-Barturen e Iriarte-Cordón buscarán el pase a cuartos de final en categoría promesas, idéntico objetivo que pretenden Ioritz Egiguren-Garmendia y Prieto-Alduntzin en el escalón superior, el sénior.

Ioritz Egiguren y Alain Prieto, dos delanteros en forma, cruzan sus destinos en este compromiso. El tolosarra tiene 20 años y ha dado un salto cualitativo en su juego durante un verano productivo e interesante. El Dinastía Etxabe de Zumaia y el torneo del Antiguo han asistido a actuaciones intensas y comprometidas, acompañadas de una clara progresión a la hora del remate. Crecido a la sombra de los Altuna, Irribarria, Arteaga y compañía, su irrupción ha tardado más. Pero sigue siendo igual de joven. También sabe desenvolverse mano a mano en toda la cancha y Jokin Etxaniz le ha reclutado para ejercer de sparring de sus especialistas.

Su zaguero es el beasaindarra Beñat Garmendia. Nacidos en 1997, pertenecen a la misma quinta. El goierritarra participó hace unos meses con Asegarce en el torneo de aficionados organizado por las empresas.

El vizcaíno Prieto, ayudado por el navarro Alduntzin, viene de causar una magnífica impresión en su victoria de primera ronda en Leitza ante Peio Etxeberria, quien debutará con Aspe la semana próxima, y Josu Ceceaga. A sus 23 años, el delantero de Mungia demuestra potencia, una volea reseñable y capacidad rematadora. Es sobrino de aquel Ortiz que perteneció durante un tiempo a la disciplina de Empresas Unidas.

Aitor Alduntzin, zaguero pamplonés de 22 años, lucha, trabaja a destajo y aguanta el peloteo. Tratará de mantener a raya a Garmendia.

También hay dos guipuzcoanos en promesas, pero distribuidos en bandos distintos. El arrasatearra Murua forma pareja con el vizcaíno Barturen. Campeón juvenil en el último torneo de Añorga, Murua busca el aire con determinación y maneja el gancho.

Tendrán enfrente al azpeitiarra Iriarte y al navarro Cordón, pelotari seguro la mayoría de las ocasiones. Componente del equipo campeón del Torneo Interpueblos los tres últimos años, Iriarte llama más la atención por la fuerza que por la habilidad. Choque de estilos.

Más

Fotos

Vídeos