Pelota

Indignación en Aspe por la pelota que sacó Aimar en Tolosa

La promotora eibarresa se suma a las críticas vertidas por Irribarria y Merino II a la conclusión del partido del viernes

E. ECHAVARREN SAN SEBASTIÁN.

La empresa Aspe se sumó ayer a las críticas vertidas por sus pelotaris, Iker Irribarria y David Merino, a la conclusión del partido del viernes en Tolosa, que daba inicio a la sexta jornada del Campeonato de Parejas, sobre la última pelota utilizada por Aimar Olaizola, tosca, con la que cimentó su victoria (22-20) junto a Álvaro Untoria después de ir perdiendo 13-19. El zaguero de Villar de Torre la calificó como «una mierda, para jugar en cuarta o quinta categoría» e incluso llegó a catalogar el resultado final del partido como «un robo».

Inaxio Errandonea, expelotari y actual director comercial de la promotora eibarresa, estuvo presente en el Beotibar. «Esta pelota no tendría que tener cabida en un campeonato de Primera. Una cosa es que se marquen los topes por arriba, que me parece bien, pero también por abajo. Estaba en el frontón y comentamos que cuando Aimar sacó esa pelota del cestaño no había nada que hacer. Fue algo muy llamativo».

En opinión del exzaguero beratarra, las quejas de los pelotaris de su empresa «pueden parecer que es una pataleta por haber perdido, pero el tema no es ganar o perder un partido. Era una pelota que no tenía salida de frontis, ni andaba en el suelo. Las otras que utilizó eran un poquito más bajas que las de Irribarria y Merino II, pero al menos cumplían con lo establecido. Esa, no».

«Hasta ese momento, el partido estaba siendo agradable -añade-, pero acabó por romperse definitivamente. Esa pelota está pensada para ponerla en el Labrit, que es el frontón más complicado de todos a la hora de seleccionar el material por que se mete al rebote con mucha facilidad. Pero no se puede poner en otros frontones. Se queda corta y luego pasa lo que pasa».

Errandonea extiende sus críticas a la empresa rival. «En Asegarce se llenan la boca diciendo que en las elecciones de material hay que adecuar la pelota al frontón en el que se juegue el partido, y no al pelotari. Eso luego no se cumple, como sucedió el viernes en Tolosa».

Y recuerda episodios pasados envueltos también en polémica. «El año pasado sucedió lo mismo en Oiartzun y hace dos años en el torneo de Zarautz. La culpa no es de Aimar. Si tiene esa pelota en el cestaño es normal que la coja, pero no debería estar ahí».

Errandonea desvela que «de esto ya se habló antes del comienzo del campeonato. Las pelotas tienen que tener un margen por arriba y también por abajo. Algún día puedes meter la pata. Somos humanos y puedes equivocarte, pero cuando es intencionado te cabreas. No es de recibo y, desafortunadamente, no es la primera vez que pasa».

En Aspe entienden «perfectamente» la postura de sus pelotaris en los vestuarios del frontón tolosarra. «Quizás David Merino se excedió en las formas, estaba en caliente y se dicen muchas cosas, pero en cierta medida es lógico después de ver que todo el trabajo que has hecho y toda la ilusión que has puesto en el partido se viene abajo sin que puedas hacer nada», matiza el beratarra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos