Pelota

Un huracán a orillas del Ebro

Iker Irribarria se lamenta tras un error ante Aimar Olaizola ayer en el Adarraga de Logroño. / DÍAZ URIEL

Olaizola II y Zabaleta barren a Irribarria y Larunbe, que quedan eliminados

ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Olaizola II y Zabaleta solventaron casi sin despeinarse su estreno en la feria de San Mateo con una contundente victoria (22-9) sobre Irribarria y Larunbe, sustituto de Urrutikoetxea, baja por mal de manos, que quedan eliminados al cosechar su segunda derrota en el grupo B. La anterior había sido ante Ezkurdia y Albisu (22-12). Aquí no hace falta hacer cábalas. Olaizola II y Zabaleta se jugarán mañana el pase a la final contra Ezkurdia y Albisu. El vencedor estará el domingo en la lucha por los trofeos del ciclo riojano.

El partido no tuvo ninguna historia. Fue tal el dominio de la pareja colorada, gerriko de Olaizola II y Zabaleta que el duelo se resolvió en poco más de media hora y con 304 pelotazos a buena. El delantero de Goizueta y el zaguero de Etxarren partían con el cartel de favoritos. Desde el mismo día de la presentación de la feria aparecían en todas las quinielas para acabar en lo más alto del cajón, pero hasta ayer no habían entrado en juego. Nadie sabía cuál sería su rendimiento.

22 Olaizola II-Zabaleta

9 Irribarria-Larunbe

Tiempo de juego
35 minutos.
Pelotazos a buena
304.
Tantos de saque
Olaizola II, 1. Irribarria, 0.
Faltas de saque
Olaizola II, 0. Irribarria, 0.
Tantos en juego
Olaizola II, 14. Zabaleta, 0. Irribarria, 2. Larunbe, 0.
Tantos perdidos
Olaizola II, 2. Zabaleta, 5. Irribarria, 2. Larunbe, 5.
Marcador
1-0, 1-1, 3-1, 3-3, 11-3, 11-5, 17-5, 17-6, 18-6, 18-7, 19-7, 19-9 y 22-9.
Momios de salida
Doble a sencillo a favor de Olaizola II y Zabaleta. 30 a 100 por abajo.
Incidencias
magnífica entrada en el Adarraga de Logroño en la cuarta jornada de la feria de San Mateo. Rozando el lleno. 1.100 personas. Ambientazo en las gradas.

Pero la cátedra no es tonta y los corredores cantaron de salida doble a sencillo a su favor. Muy pocos confiaban en las opciones de Irribarria y Larunbe, sobre todo tras lo visto dos días atrás en el Adarraga. Irribarria y Urrutikoetxea, dos delanteros, no funcionaron como pareja. Y encima, el de Zaratamo causaba baja por un mal de manos. Todo en contra. Larunbe se enteró la víspera de que jugaba ayer mientras se ponía los tacos para entrenarse en el Beotibar de Tolosa. El zaguero de Galdakao aceptó, a pesar de que el compromiso no era un bombón. Estaban obligados a ganar. De lo contrario, a casa. Como así sucedió.

Olaizola II y Zabaleta acabaron con su sueño de un plumazo. Sin misericordia, a pesar de que fueran compañeros de empresa. En la cancha no hay amigos ni colores. Cada uno defiende sus intereses. Y los de Aimar y Zabaleta quedaron al descubierto desde que la pelota se puso en juego. No se hacen prisioneros en la batalla. Fue tal su superioridad que el público acabó rendido ante la evidencia.

Aimar, a placer

En poco más de diez minutos ya habían puesto un 11-3 a su favor en el luminoso. Aimar campaba a sus anchas. No tenía nadie quien le inquietase. Larunbe bastante tenía con intentar salir airoso del bombardeo al que le sometía Zabaleta e Irribarria no podía entrar en juego. No le llegaba una pelota en condiciones. En cambio, a Aimar le servían todas para acabar firmando una exhibición rematadora con catorce tantos de cosecha propia y un saque.

El resultado pudo ser aún más escandaloso si Zabaleta llega a tener el punto de mira en su sitio. El zaguero de Etxarren perdió cinco pelotas, todas ellas por soltarle, pero su dominio fue abrumador. Irribarria solo fue capaz de llevar dos tantos a su casillero. Con esas cifras es imposible soñar.

Destacados

Primer partido.
Mendizabal III el antzuolarra aprovechó el dominio de Merino I para rematar. Iturriaga entregó y Peña se va de vacío. Tres derrotas.
Tercer partido.
Jaka y Ladis Galarza se compenetraron a la perfección y fueron muy superiores a Darío y Beroiz, que lo intentaron sin suerte.
Balance.
Aspe aumenta su ventaja (5-1) en los duelos interempresariales.

Un huracán llamado Aimar Olaizola pasó ayer a orillas del Ebro. No causó daños materiales, pero el de Arama y Larunbe fueron absorbidos primero y volatilizados después. Tras un verano en blanco, sin trofeos ni txapelas que llevarse a la boca, en el que solo ha podido entrar en una final, la de la feria de la Aste Nagusia bilbaína, el goizuetarra quiere acabar el estío ganando en San Mateo. De conseguirlo, conseguiría los puntos necesarios para disputar el Master Codere y desbancar de la cuarta plaza a Urrutikoetxea. En la misma texitura se encuentra Zabaleta con respecto a Untoria. Por contra, Irribarria se despide del verano un año más entre sombras. Dos finales, Labastida y Zarautz, y ningún premio que llevarse a la boca.

Más

Fotos

Vídeos