Pelota

Grupo potente, partido malo de verdad

Jokin Altuna arma su brazo derecho ante su compañero, José Javier Zabaleta, y su oponente Beñat Rezusta ayer en el Labrit.
Jokin Altuna arma su brazo derecho ante su compañero, José Javier Zabaleta, y su oponente Beñat Rezusta ayer en el Labrit. / JESÚS CASO

El de Amezketa, sin chispa y fatigado, acusa su segundo partido en veinticuatro horas y está al borde de la eliminación

JOSEBA LEZETAPAMPLONA.

La composición del potente grupo B del Torneo San Fermín de parejas con Ezkurdia-Rezustas, Altuna III-Zabaleta y Olaizola II-Albisu prometía espectáculo del bueno. De momento, el supuestamente débil A le supera en espectacularidad en esa otra pelea a distancia que convergerá en la final del viernes.

Joseba Ezkurdia y Beñat Rezusta lucen un punto en su casillero después de su gris victoria de ayer frente a Jokin Altuna y José Javier Zabaleta. Encontraron enormes y numerosas facilidades por el camino en un partido resuelto en menos de 50 minutos y que rebasó en cuatro los 400 pelotazos. Los perdedores estuvieron a punto de recibir una derrota aún más amplia y dolorosa ya que estuvieron 17-7 y 19-9. No ofrecían atisbo alguno de reacción en esos instantes. Maquillaron el resultado. Ahora bien, esos siete tantos de diferencia ponen a esta pareja al borde de la eliminación por segunda edición consecutiva, cuando su unión había levantado expectativas en ambas ocasiones. Para conservar alguna esperanza de clasificación necesitarán dejar en quince tantos o menos a Olaizola II y Albisu mañana por la noche.

22 Ezkurdia-Rezusta

15 Altuna III- Zabaleta

Tiempo de juego
49 minutos y 55 segundos.
Pelotazos a buena
404.
Tantos de saque
Ezkurdia, 1. Altuna III, 2.
Faltas de saque
Ezkurdia, 0. Altuna III, 0.
Tantos en juego
Ezkurdia, 6. Rezusta, 1. Altuna III, 4. Zabaleta, 1.
Tantos perdidos
Ezkurdia, 5. Rezusta, 3. Altuna III, 9. Zabaleta, 5.
Marcador
0-2, 1-2, 1-4, 2-4, 2-6, 9-6, 9-7, 17-7, 17-8, 18-8, 18-9, 19-9, 19-13, 20-13, 20-15 y 22-15.
Momios de salida
100 a 90 a favor de Altuna III y Zabaleta. 70 a 100 por abajo.
Incidencias
tercer lleno en el tercer festival de la feria de Pamplona. 1.200 espectadores en el Labrit. Mayoría de gente joven.

Y eso que comenzó bien el choque para Altuna III y Zabaleta, favoritos para la cátedra. El 1-3 ofreció una secuencia acorde a la calidad de ambos. Derechazo extraordinario de Zabaleta al nueve y medio que Rezusta devuelve a duras penas de botivolea. Y a renglón seguido, Altuna pone la pelota pegada a la pared izquierda sin respuesta posible. Esa conjunción desapareció de la cancha del Labrit. Se ausentó.

De hecho, si cobraron cuatro tantos de ventaja en el 2-6 fue gracias a tres errores claros de Ezkurdia, a quien le costó unos minutos calentar motores. Para entonces Rezusta ya había puesto en marcha su fiable maquinaria. Falló un resto fácil en el primer saque del partido obra de Altuna. Hubo que esperar hasta el 19-11, ya con el duelo resuelto, para asistir al siguiente error del zurdo de Bergara, solvente sin necesidad de alcanzar cotas altas de juego. Ha adquirido tal estatus que obliga a los contrarios a hacer siempre muy bien las cosas. Tras acabar el Manomanista sufrió algún traspiés del que se repuso enseguida. De vuelta de vacaciones, vuelve a ser el mismo que logró la txapela y dominó el Campeonato de Parejas.

Altuna III acusó el trote de jugar su segundo partido en veinticuatro horas. Venía de caer la víspera ante Aimar Olaizola en una final del cuatro y medio exigente para los dos protagonistas.

Las altas temperaturas -estos días el calor aprieta bastante más en el interior del Labrit que en las calles de Pamplona- no ayudan cuando el físico se resiente. Pronto pudimos comprobar que la pelota le salía sin chispa de la mano. Ni de la derecha en sus intentos de cortada ni de la zurda cuando entraba de gancho. Bastó que Ezkurdia enderezara el rumbo para destapar las carencias del delantero de Amezketa en el día de ayer.

Tampoco José Javier Zabaleta es un pelotari que se distinga por su capacidad de reacción cuando pintan bastos para su pareja. Gozó de verdad media docena de pelotas, insuficientes para inquietar a Rezusta. No digamos ya para apretarle de verdad. Abundaron las escapadas de derecha. De todas maneras, en esta ocasión le faltó delantero.

Perdieron catorce tantos

Los tantos fallados por uno y otro despejaron el camino a Ezkurdia y Rezusta. Altuna cedió nueve pelotas y Zabaleta, cinco. Sumen. Ahorraron a sus oponentes casi dos tercios del trabajo que supone llegar a veintidós.

Sin alcanzar un alto grado de finura rematadora, Ezkurdia firmó dos acciones de saque-remate más un dos paredes de volea en el 7-6, la mejor acción ofensiva de todas. Ezkurdia y Rezusta, quien rozó el rebote en el 3-6, en el primer capítulo de la reacción colorada, voltearon el marcador con un parcial de 15-1 entre un 2-6 que todavía no era alarmante y un 17-7 que dejaba el compromiso visto para sentencia. Jokin Altuna perdió confianza con el paso de los minutos y su zaguero no acabó de encontrarla.

Joseba Ezkurdia y Beñat Rezusta, campeones de San Mateo el año pasado, dan el primer paso para alcanzar su objetivo y disponen de cuatro días de descanso para afrontar en las mejores condiciones posible a Olaizola II y Albisu, a quienes esperan en el Labrit mañana para enfrentarse a Altuna III-Zabaleta y el miércoles a los vencedores de ayer.

En pura lógica, el grupo estrella del Torneo San Fermín debe deparar mayor espectáculo del brindado en su estreno. Hay miembres suficientes para creer en ello. Altuna y Zabaleta, aún al borde de la eliminación, están llamados a decir algo en lo que resta de competición. Su reto es la pareja Olaizola II-Albisu, campeones en 2016 y defensores del cetro.

Más

Fotos

Vídeos