Pelota

Finalistas sin utilizar la calculadora

Jokin Altuna se lamenta tras cometer un error ayer en el Adarraga de Logroño./JUSTO RODRÍGUEZ
Jokin Altuna se lamenta tras cometer un error ayer en el Adarraga de Logroño. / JUSTO RODRÍGUEZ

Víctor y Rezusta ganan a Altuna y Untoria (22-15), eliminados como Oinatz y Merino

ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Víctor y Rezusta son los primeros finalistas del torneo de parejas de la feria de San Mateo merced a su victoria de ayer en un Adarraga a reventar ante Altuna III y Untoria. No les hizo falta utilizar la calculadora. Les bastaba con llegar a 21 tantos, pero aún así ganaron. Y bien, demostrando que sus opciones para conquistar el domingo los trofeos siguen intactas. Dos partidos, dos triunfos. El primero, con voltereta incluida. Ahora esperan rival. Con la conciencia bien tranquila. Su éxito no se corresponde con el de Altuna III-Untoria y Bengoetxea VI-Merino II, que quedan eliminados.

Los primeros estaban obligados a ganar y a dejar a sus rivales en once tantos o menos. Ni una cosa ni la otra. A mitad de partido, coincidiendo con el segundo saque de Víctor (12-7), sus opciones habían desaparecido por completo. Los segundos estaban agazapados, a la espera de una carambola que les diese el billete a la final. Necesitaban que ganasen Altuna III y Untoria y que Víctor y Rezusta se quedasen en una pinza de tantos entre el 22-12 y el 22-20. Pues tampoco. Todavía estarán lamentando el partido que dejaron escapar ante los ahora finalistas cuando iban ganando 15-7.

Víctor y Rezusta salieron a la cancha con la lección muy bien aprendida. Sabían que si desarrollaban su juego podrían dominar el marcador y, por ende, el partido. Una parada al txoko de zurda del delantero de Ezcaray fue la primera tarjeta de visita. Pero aún nada estaba decidido. Solo era un aviso a navegantes.

Los primeros compases se jugaron a un ritmo endiablado, con los cuatro pelotaris entregados al máximo en busca de sus intereses, de ahí que los aciertos se alternasen con los fallos. El desgaste físico era tremendo. Los tantos, duros y peloteados. Nadie quería dar su brazo a torcer. Las diferencias se ampliaban y se reducían al momento (4-2, 7-3, 7-5, 8-7). Pero en ese momento, justo después del primer saque de Altuna III, la decoración cambió por completo.

Despertar del sueño

Cinco tantos de tacada, dos ganchos, dos saques y un error de Untoria fruto del castigo al que estaba siendo sometido pusieron las cosas en su sitio (13-7). Adiós a las aspiraciones de Altuna III y Untoria, les habían despertado del sueño pero Bengoetxea VI y Merino II todavía esperaban que les echasen una mano.

22 Víctor-Rezusta

15 Altuna III-Untoria

Tiempo de juego
58 minutos.
Pelotazos a buena
438.
Tantos de saque
Víctor, 4. Altuna III, 2.
Faltas de saque
Víctor, 0. Altuna III, 0.
Tantos en juego
Víctor, 8. Rezusta, 1. Altuna III, 7. Untoria, 0.
Tantos perdidos
Víctor, 5. Rezusta, 1. Altuna III, 5. Untoria, 4.
Marcador
1-0, 1-2, 4-2, 4-3, 7-3, 7-5, 8-5, 8-7, 13-7, 13-8, 14-8, 14-10, 15-10, 15-11, 18-11, 18-15 y 22-15.
Momios de salida
100 a 80 a favor de Víctor y Rezusta. 60 a 100 por abajo.
Incidendias
lleno hasta la bandera en el día grande de la grande de la feria de San Mateo. 1.200 espectadores. Ambiente de gala.

Pues tampoco, aunque lo intentaron. Dos fallos consecutivos del delantero de Ezcaray al enviar sendas pelotas a la contracancha revitalizaron algo a sus rivales (14-10), pero todo se quedó en agua de borrajas. El insultante dominio de Rezusta en los cuadros largos sobre Untoria no daba opción a la volterera. El amezketarra se mostró más activo que en su debut en la feria, pero no fue suficiente (18-11).

Bengoetxea VI y Merino II seguían esperando buenas noticias y las tuvieron, pero solo durante un momento. El zaguero bergararra cometió su primer fallo de todo el partido al intentar un dos paredes desde muy lejos y Altuna se lo jugó todo a una carta. No quería despedirse del Adarraga por la puerta de atrás. Es un frontón que le ha adoptado como un hijo. Un gancho, una paradita al rincón y el segundo de sus saques pusieron emoción al luminoso (18-15). Desgraciadamente para sus intereses, no pudo hacer ningún tanto más.

Víctor y Rezusta acceden a la final con todo merecimiento. Han sido más y mejores. Para el riojano supone la primera a lo largo del verano. En casa, ante sus paisanos, como siempre había soñado. En cambio, para el bergararra es la séptima. Es el rey del verano, sin discusión.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos