Pelota

La fiesta de Miribilla se quedó a medias

Rezusta se retira a vestuarios en uno de los dos descansos obligatorios seguido por Elezkano II. / JOSÉ MARI LÓPEZ
Rezusta se retira a vestuarios en uno de los dos descansos obligatorios seguido por Elezkano II. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Los seguidores de los cuatro finalistas dieron colorido a las gradas del Bizkaia, pero solo disfrutaron los de Ezkurdia y Zabaleta

ENRIQUE ECHAVARREN BILBAO.

El frontón Bizkaia de Bilbao volvió a ser una fiesta de la pelota. Seguidores de los finalistas llegados desde Bergara, Etxarren, Arbizu, Zaratamo y Dima dieron colorido y animación a las gradas del recinto de Miribilla. Todos, sin excepción, ávidos de buenas sensaciones. Lástima que solo pudiesen disfrutarlas los de Ezkurdia y Zabaleta. El resto tuvo que agachar la cabeza. Es ley de vida. Unos ganan y otros pierden. Pero en este caso la derrota fue más dolorosa para los pelotazales bergararras, que aspiraban a volver a casa con la segunda txapela consecutiva. Rezusta, su paisano y amigo, no estuvo fino. Un día malo en la oficina lo tiene cualquiera.

La final había levantado una expectación tremenda. El papel se había agotado con antelación. Y entre esos privilegiados que tenían su entrada en el bolsillo estaban Lorenzo Juarros, exfutbolista y exdirector deportivo de la Real. Cerca, otro blanquiazul confeso como Juan Yurrita, de quien desconocíamos su afición a la pelota. La representación del Athletic llegó de la mano del incombustible expresidente José María Arrate, que no se pierde una final.

También vimos a Mikel Artola, que fue a ver la final a su hermano Iñaki en el telonero. Acompañó a su padre, José Antonio. Acudió Ander Elezkano, hermano de Danel, con su cuadrilla, junto al goizuetarra de origen Mikel Etxegia, monitor del delantero de Zaratamo en su juventud. El exremontista Julen San Miguel tampoco falló. Ajeno a los corrillos se encontraban Jexux Argandoña 'Keutin', alma mater del club Ilunpe de Azpeitia y Reyes Azkoitia entrenadora en su día de Rezusta junto al exmanista Iker Muruamendiaraz.

Olatz Arrizabalaga y Leire Etxaniz, campeonas del Emakume Master Cup, posaron con Irujo

Más gente de la pelota como Ricardo Altube, organizador del Biharko Izarrak de Mallabia, las vizcaínas Olatz Arrizabalaga y Leire Etxaniz, campeonas del Emakume Master Cup, que se fotografiaron con Juan Martínez de Irujo en las inmediaciones del frontón. Cerca suyo el exmanista Iker Amarika, impulsor del torneo. Otro que siempre acude a la llamada de la pelota es Karlos Arguiñano, a quien buscaba Patxi Goikoetxea, el rey de la txistorra de Arbizu, seguidor confeso de Ezkurdia. Otro cocinero, Juanito 'Baldarras', esperando a que su colega Sergio López aparcara. A su lado, una cuadrilla de de legazpiarras, seguidores de Ezkurdia, de despedida de soltero con camisetas rojas del equipo de balonmano de La Salle. Y también el exrector de la UPV, Juan Ignacio Pérez.

Pelotaris en activo como Xabier Erostarbe y Aitor Mendizabal, y otros que en su día colgaron el gerriko. Fernando Arretxe, Ladis Galarza padre junto a su hermano Enrique y su sobrino Endika. Mikel Idoate, Pello Martínez de Eulate, Iñaki Iza y Mikel Beroiz. También se unió a la fiesta el aficionado azpeitiarra Jon Alberdi, en la agenda de Asegarce.

Numerosa representación de políticos y cargos institucionales, encabezados por el lehendakari Iñigo Urkullu, al que acompañaban, entre otros, Bingen Zupiria, Unai Rementeria, Juan Mari Aburto y Elena Lete, alcaldesa de Bergara.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos