Ezkurdia y Zabaleta se reivindican tras levantar un 10-1

Olaizola II intenta una jugada ante Ezkurdia ayer en el Labrit. Al fondo, Ander Imaz y Zabaleta. /Calleja
Olaizola II intenta una jugada ante Ezkurdia ayer en el Labrit. Al fondo, Ander Imaz y Zabaleta. / Calleja

Las parejas de Aspe han ganado en sus ocho últimos enfrentamientos directos con las de Asegarce

J.L.

u cuarta victoria en las cinco últimas jornadas, cosechada ayer por 21-22 ante Olaizola II y Ander Imaz en un partido que puso el Labrit al pil-pil, afianza a Ezkurdia y Zabaleta como candidatos serios a formar parte del cuarteto que disputará la liguilla de semifinales del Campeonato de Parejas. Los de la Sakana, cuya única derrota de esta serie fue también por la mínima, reciben además una inyección de confianza tras remontar un inquietante 10-1 y demostrar personalidad en un final incierto. Dieron la vuelta a un 16-11 para adelantarse 17-20, se vieron rebasados de nuevo por sus adversarios y reaccionaron a tiempo para sumar su sexto punto.

Este resultado, junto al 11-22 con el que Altuna III y Martija batieron a Urrutikoetxea y Untoria en Idiazabal, aporta otro dato llamativo. Las parejas de Aspe han superado a las de Asegarce en sus últimos ocho enfrentamientos directos. Esos resultados permiten a los representantes de la promotora eibarresa ocupar las dos primeras plazas de la tabla y situar a tres parejas entre las cuatro primeras a falta de tres jornadas para la conclusión de la primera fase.

Otra actuación excepcional de Aimar Olaizola, que lo bordó hasta el 10-1, mantuvo el tipo durante los casi 80 minutos de juego y demostró arrestos para rehacerse del 17-20 con tres tantos de gancho y uno de saque, no bastó. Ezkurdia y Zabaleta, sorprendidos al inicio, pusieron el foco en Ander Imaz, castigaron atrás, endurecieron el peloteo y cambiaron por completo el decorado.

Aguantó Ander Imaz hasta que acusó el trote, sobre todo al aproximarse el desenlace. Le contaron 97 pelotazos detrás de la raya del siete, terreno que gusta poco a los zagueros. Zabaleta repartió estopa. Ezkurdia, que sumó su primer tanto de jugada en el 10-5, mostró mayor efectividad a partir del 16-16.

El de Arbizu elevó su cota de protagonismo con el 21-20 en contra. Pegó atrás para conseguir el 21-21 y una volea le dio el 21-22 tres semanas después de aquel dos paredes de sotamano que le cayó bajo chapa con idéntico resultado y en el mismo escenario frente a Elezkano II y Rezusta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos