Pelota

Ezkurdia, amo y señor del Adarraga

Joseba Ezkurdia, junto a Urrutikoetxea e Irribarria, en el partido de ayer del Adarraga./FERNANDO DÍAZ
Joseba Ezkurdia, junto a Urrutikoetxea e Irribarria, en el partido de ayer del Adarraga. / FERNANDO DÍAZ

El de Arbizu y un gran Albisu baten con claridad a Irribarria y Urrutikoetxea. Suman el primer punto del grupo B y presentan su candidatura a la final con un juego demoledor al que es difícil responder

ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Ezkurdia y Albisu sumaron ayer el primer punto en el arranque del grupo B del torneo de San Mateo al derrotar con claridad (12-22) a Irribarria y Urrutikoetxea en un buen partido que tuvo como protagonista, por sus números, al delantero de Arbizu. Pero sin la colaboración de un gran Albisu no lo hubiese conseguido. El zaguero ataundarra mantuvo a raya a Urrutikoetxea y le soltó con ganas a la pelota. Firmó una actuación muy convincente. En cambio, Irribarria y Urrutikoetxea no respondieron a las expectativas en su estreno. Siempre estuvieron a remolque en el marcador y en ningún momento dieron sensación de poder hacerse con las riendas del partido. Era la primera vez que unían sus fuerzas y el experimento no salió como esperaban.

22 Ezkurdia-Albisu

12 Irribarria-Urrutik.

Tiempo de juego
54 minutos y 23 segundos.
Pelotazos a buena
518.
Tantos de saque
Ezkurdia, 2. Irribarria, 0.
Faltas de saque
Ezkurdia, 0. Irribarria, 0.
Tantos en juego
Ezkurdia, 14. Albisu, 3. Irribarria, 5. Urrutikoetxea, 0.
Tantos perdidos
Ezkurdia, 4. Albisu, 3. Irribarria, 1. Urrutikoetxea, 2.
Marcador
3-0, 3-2, 5-2, 5-3, 11-3, 11-4, 12-4, 12-5, 13-5, 13-6, 14-6, 14-8, 15-8, 15-12 y 22-12.
Momios de salida
a la par con tendencia por Irribarria y Urrutikoetxea.
Incidencias
más de tres cuartos de entrada en el Adarraga de Logroño en la segunda jornada de la feria. En torno a 1.000 personas. Estreno de un marcador provisional. El antiguo r se estropeó durante el festival del domingo y tuvo que recurrirse a uno manual.

Tampoco habían jugado nunca juntos Ezkurdia y Albisu hasta el pasado lunes, cuando Rezusta suspendió por precaución en el Jostaldi de Hondarribia. Pero ambos se acoplaron a la perfección y dieron buena cuenta de una pareja de la enjundia de Altuna III y Zabaleta (22-15). Y en su segundo envite dejaron una inmejorable tarjeta de presentación para plantarse en la final. Por juego y por tanteo.

Ezkurdia volvió a demostrar que el Adarraga es casi como su segunda casa. El año pasado se llevó los trofeos junto a Rezusta y junto al bergararra también empezó el verano ganando en San Fermín. Después, no ha conseguido entrar en ninguna final del resto de ferias veraniegas. Pero llega San Mateo y el delantero de la Sakana se transforma. Es otro. Se reivindica. Y de qué manera. Cuando está de dulce, frenarle es muy complicado.

Destacados

Primer partido.
Elordi el delantero de Mallabia estuvo acertado en el remate y fue el mejor del cuarteto. Peña II y Tainta fallaron muchas pelotas.
Tercer partido.
Ander Imaz cuajó un partido muy serio con Gorka para ganar a Elezkano II y Salaverri. El zaguero oiartzuarra fue un seguro de vida.
Balance.
Aspe aumenta su ventaja (3-0) en los duelos interempresariales.

Y ayer lo estaba. Desde el principio. Los tres primeros tantos fueron suyos. Una dejada al ancho, una volea al txoko y una cortada. Aquí estoy yo. A su lado, Albisu, con el brazo suelto, también comenzaba a dar síntomas de que se encontraba a gusto en la cancha. Muy a gusto. Qué se lo digan a Urrutikoetxea, quien tuvo que sufrirlo en sus propias carnes. El ataundarra fue dueño de su parcela. No solo mandó, sino que también se ofreció en la ayuda a su compañero. Acabó con tres tantos en su haber. Un pelotazo atrás, una dejada en el txoko y un envío arrimado a la pared.

Voleones increíbles

Fue el complemento ideal para un Ezkurdia que desató su vena rematadora como hacía tiempo no lo hacía. Sus voleones, violentísimos, no encontraron respuesta, pero también firmó todo tipo de jugadas. Dejadas, cortadas, ganchos... Hasta catorce tantos llevaron su sello personal, a lo que hay que añadir dos saques. Una cifras para asustar. Y con el marcador siempre a favor (3-0, 11-3, 14-6, 15-8 y 22-12).

El experimento de juntar a Irribarria y Urrutikoetxea, dos campeones manomanistas, no funcionó. Ninguno pudo con el rival. Ni adelante, ni atrás. Pusieron todo el empeño del mundo, eso sí, pero se encontraron con un pelotari en estado de gracia como Ezkurdia, al que le salía todo, y un zaguero de ley. Mañana tienen la ocasión de restañar las heridas ante Olaizola II y Zabaleta. No les queda otra que ganar. De lo contrario, adiós. Por contra, Ezkurdia y Albisu descansarán hasta el viernes.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos