Pelota | Torneo Villa de Zarautz

Un excelente Bengoetxea VI y Albisu, a la final (22-15)

Partido de nivel el disputado este martes en Azkoitia.
Partido de nivel el disputado este martes en Azkoitia. / MIKEL ASKASIBAR

Derrotan en Azkoitia a Ezkurdia y Rezusta en la primera semifinal del Villa de Zarautz

JOSEBA LEZETAAzkoitia

Nada más firmar Oinatz Bengoetxea su decimosexto tanto de jugada gracias a un gancho cruzado a la perfección, buena parte de los pelotazales que llenaban la parte baja del graderío del frontón Gurea de Azkoitia se puso en pie. Los aplausos iniciales acabaron convertidos en una larga ovación que acompañó al campeón manomanista en su recorrido hacia el vestuario, situado tras la pared del rebote. Fue un reconocimiento cargado de sinceridad. Tan merecido como serio. La bendición de una afición azkoitiarra entendida y exigente que no derrocha recompensas de este tipo. Sabe cuándo otorgarlas.

Bengoetxea VIy Albisu acababan de sellar el pase a la final del Torneo Villa de Zarautz, que les espera el domingo en el Aritzbatalde. En el ‘exilio’ de Azkoitia, el delantero de Leitza completó una actuación soberbia. Además de números excelentes, exhibió una técnica prodigiosa. «Ha dejado muerta la pelota en sus paradas al txoko», corroboró su zaguero Jon Ander Albisu. Cobró cinco, a cada cual más bonita. Alternó ganchos, dejadas de zurda al ancho y al txoko con efecto... Jugó siempre con intención. «Y me ha ayudado mucho», añadió su compañero ataundarra. Jugó de cine.

Agigantó además su figura cuando la situación lo requería. Por ejemplo en el 8-5 con cinco remates consecutivos para abrir la primera brecha en el electrónico: 13-5. Minutos después cortó de raíz la aproximación de Ezkurdia y Rezusta al 13-9 con otros tres remates y un tanto de saque: 17-9. Los tres últimos llevaron de nuevo la rúbrica de Oinatz para finiquitar la semifinal después de que los azules amenazaran al ponerse a tres tantos en el 18-15.

Gustó el partido. El cortadón con el que Albisu se apuntó el 1-1 significó la introducción a una actuación eficaz acompañada de buenos derechazos. Cubrió cancha y aprovechó los amagos de Bengoetxea para atacar a Rezusta.

Por cierto, el zurdo de Bergara no para de sorprender. En su tercer partido consecutivo en tres días, dieciocho horas después de un 22-20 en Mallabia, rindió de nuevo a un nivel altísimo. Soltó la zurda como un látigo, corrió por la cancha con la rapidez que le caracteriza, falló una sola pelota –un resto de saque–, jugó de tú a tú con un muy buen Albisu y sorprendió con el violento sotamano que valió el 13-9.

Con Oinatz Bengoetxea tocado por una varita mágica, el choque requería a un Ezkurdia de mayor calado, peligroso para Albisu, más entonado con la volea y variado con el saque, menos metido en el juego ratonero del leitzarra, protagonista absoluto en un Gurea entregado.

Fotos

Vídeos