El espectacular sotamano al rebote de Iker Irribarria

La semifinal de Donostia disputada la noche del miércoles no acabó de conectar con los pelotazales presentes en el Atano III, pero tuvo pelotazos de calidad. El más espectacular de todos fue el sotamano al rebote de Iker Irribarria en el 18-11 para cortar una tacada de cinco tantos de los rivales. Aprovechó la ausencia de red arriba y la altura del frontón para poner el bote de la pelota cerca del cuadro nueve. Rezusta esperó en balde la caída de la pelota tras tocar el cristal trasero. Significó el comienzo de una bonita reacción. El de Arama, de menos a más, cobró el tercero de sus ganchos y un bonito besagain para enjuagar la desventaja. No hubo remontada.

Con anterioridad, Jokin Altuna había firmado varios remates con su sello. El más llamativo de todos, el del 9-4. La pelota salió descontrolada del ángulo que forman el frontis y la pared izquierda, el de Amezketa rectificó la carrera y se sacó desde los pies una sorprendente dos paredes llena de dificultad y clase. Preciosa. Sin embargo, en la segunda mitad del choque le costó más encontrar huecos y falló varias acciones de ataque.

Si bien Zabaleta mantuvo a raya en el peloteo a Rezusta, le penalizaron media docena de errores claros, algunos al resto.

Fotos

Vídeos