Pelota

Erik Jaka: «Intentaré evitar las voleas de Ezkurdia y obligarle en la pared»

Erik Jaka, en el frontón de Lizartza, su pueblo./IÑIGO ROYO
Erik Jaka, en el frontón de Lizartza, su pueblo. / IÑIGO ROYO
Aspe

Erik Jaka, que pesa 85 kilos, asegura que ha afinado y definido su figura después de ganar músculo en sus dos primeros años en Aspe

JOSEBA LEZETASAN SEBASTIÁN.

Gracias a dos victorias en seis días, la primera ante Mendizabal III en la previa de Aspe y la segunda frente a Laso en primer ronda, Erik Jaka (Lizartza, 24 años) se ha colado entre los doce mejores del Manomanista grande en su estreno en la competición. La noche del viernes le espera en Altsasu la eliminatoria contra Ezkurdia, un contrario de envergadura al que tratará de hacer frente con sus armas.

- Triunfo valioso contra Laso.

- No solo el de Laso, también el que logré contra Mendizabal III. Pienso que el año pasado la empresa contaba conmigo para el Manomanista de segunda. Entré como suplente de Elezkano II en la liguilla de semifinales del Campeonato de Parejas y una luxación en el hombro en ese partido me impidió participar. Unos meses después Víctor me dio un repaso en el Campeonato del Cuatro y Medio, ya en primera. No fui titular en la última edición del Parejas y estaba a la espera.

«Si yo no hubiera pegado así mis voleas, quizá Laso habría jugado mejor de como lo hizo»

- ¿Asegura esta victoria estar presente en el Manomanista de 2019?

- Debería, Mendizabal III eliminó a Zabaleta en primera ronda de 2017 y la empresa le ha colocado este año en la previa cuando en teoría le correspondía plaza directa. Hay que ver cómo discurre el año, qué decide la empresa...

- ¿Cómo se ha encontrado en estos dos compromisos?

- He conseguido hacer mi juego en dos partidos muy distintos ante rivales de características diferentes. Contra Mendizabal III el objetivo era aprovechar mi pegada, tenerle lejos del frontis y concretar las oportunidades de remate. Contra Laso, al contrario, debía imponer un ritmo alto e intentar enredarle.

- ¿Fue más completa su actuación frente a Mendizabal III?

- Todos los partidos son distintos. Cuando terminó el de Laso tenía la sensación de que jugué mejor en Zumaia contra Mendizabal III. Sin embargo, ya en frío cambia el análisis. Si alguien juega mal, el contrario también tiene su mérito. Si yo no hubiera pegado así mis voleas, quizá Laso habría jugado mejor de como lo hizo.

- Su volea de zurda, su volea de derecha, sus remates...

- Mis armas. Estoy gozando más de derecha últimamente. Era consciente de que Laso es superior a mí en pegada. Sabía que me iba a tocar defenderme de volea. Supe hacerlo. La pelota me entró bien en las dos manos.

- Quizá debe afinar su saque.

- Tengo la impresión de que saqué mejor contra Aitor Mendizabal. También influye el frontón. La pared izquierda de Zumaia agarra más que la del Labrit y eso pudo influir. Espero mejorar el saque en la siguiente eliminatoria.

«He intensificado la preparación física en busca de una mejoría general, no solo para el Manomanista»

- ¿Cómo se ha sentido a bote?

- Acabé muy contento en la previa de Zumaia. No tanto en el Labrit. Pudo influir la tensión, lo mismo que el material. No estoy habituado a pelotas tan rápidas. También es verdad que mi intención fue buscar más la pared izquierda que poner la pelota atrás con el fin de evitar que Laso conectara el sotamano, uno de sus mejores golpes. De todas maneras, en el mano a mano actual se dan pocos pelotazos a bote.

- ¿Cuánto ha jugado mano a mano en su juventud?

- Hasta juveniles, mucho. Después, desde que cambié a delantero, muy poco. Solo el Torneo Joxean Tolosa de Amezketa, donde gané en alguna ocasión. No me iba mal esta modalidad. Ya como profesional, mis participaciones en el Manomanista de Segunda llegaron justo después de las finales del Parejas Promoción y apenas dispuse de tiempo para prepararlas. El año pasado me dejó fuera una lesión.

- ¿Cómo le ha respondido el físico?

- Bien. Ninguno de mis dos partidos ha sido muy exigente, pero me he recuperado bien de los tantos más duros y he logrado darle la vuelta al cuerpo en esos momentos de cansancio.

- ¿Ha realizado una preparación física especial para el Manomanista?

- He tenido tiempo y me he entrenado mucho. He intensificado la preparación, pero no con vistas a este campeonato sino pensando en una mejoría general. Estos meses también he metido muchas horas de frontón con Jokin Etxaniz y Jon Apezetxea. Aunque tuve un bache de juego, ahora estoy contento.

- ¿Cómo está de peso?

- Apenas paso por la báscula... Debuté con 19 años y en mis dos primeras temporadas como profesional gané músculo y algún que otro kilo. Empecé a hacer pesas y cogí volumen. Los dos últimos años, sin embargo, mi cuerpo se ha afinado, se ha definido. Rondo los 85 kilos, más o menos mi peso cuando di el salto con Aspe.

- ¿Qué pide el Manomanista?

- Estaba más fino para el Cuatro y Medio, modalidad que exige mayor resistencia. Los tantos del mano a mano en toda la cancha son duros, pero no es un esfuerzo tan intenso. Son más rápidos y menos peloteados. La resistencia ayuda, pero quizá cuentan más la potencia y la chispa.

- ¿Cuántos ensayos específicos de frontón ha llevado a cabo?

- Dos o tres con Irribarria, uno con Ugalde y otro solo técnico en Zumaia con Altuna III en el que nos limitamos a saques, restos y jugadas concretas. Como he dispuesto de mucho tiempo, tampoco me parecen tantos ensayos. Los organizas en función de tus sensaciones y de lo que buscas en un momento dado.

- Y ahora, Ezkurdia.

- Como casi todos, le veo candidato serio para la txapela. Ha demostrado lo que puede jugar mano a mano. Hace dos años estuvo a punto de ganar a Urrutikoetxea. Con el título de Parejas bajo el brazo, rebosa confianza. Es un pelotari peligroso para todos, no solo para mí.

- Juegan el viernes en Altsasu.

- No guardo buenos recuerdos de un frontón en el que se me agravó una lesión de tobillo. Venía de ganar la txapela del Parejas Promoción y cortó mi progresión. Espero quitarme también esa espina.

- ¿Cómo se hace frente a un pelotari tan fuerte como Ezkurdia?

- Cada uno debe emplear sus armas. Querrá tenerme lejos del frontis. Ezkurdia pasa de defender a atacar en una sola volea. Intentaré evitar sus voleas y obligarle en la pared izquierda. Sin olvidarme de lo habitual en el mano a mano: sacar bien, restar lo mejor posible y aprovechar las oportunidades.

- ¿Qué manomanistas le gustan?

- Mis primeros recuerdos son de Barriola. Cambió el juego y aparecieron Olaizola II e Irujo. Tampoco me olvidó de la final que ganó Xala. No me comparo con esos grandes manomanistas. Yo tengo mi estilo.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos