Pelota

La encrucijada del voleísta de Arbizu

Joseba Ezkurdia, sentado ayer en las butacas de cancha del Labrit de Pamplona tras la elección de material./EDUARDO BUXENS
Joseba Ezkurdia, sentado ayer en las butacas de cancha del Labrit de Pamplona tras la elección de material. / EDUARDO BUXENS

Ezkurdia y Zabaleta se la juegan mañana ante Irribarria y Merino II

ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Joseba Ezkurdia y José Javier Zabaleta se juegan mañana en el Labrit de Pamplona ante Irribarria y Merino II buena parte de sus opciones de clasificarse para la liguilla de semifinales. Ambas parejas cuentan con cuatro puntos y la victoria tiene valor doble. De ello es consciente el delantero de Arbizu, quien reconoce que «en los últimos cuatros partidos vamos hacia arriba. Hemos ganado dos y perdido otros dos, pero las sensaciones han sido completamente diferentes a las del inicio».

Recuerda que «el campeonato quizás no nos pilló en el mejor momento de juego a ninguno de los dos. Yo venía de hacer un buen verano. Gané el torneo de San Fermín y a punto estuve de hacerlo también en San Mateo. Estaba con juego, pero en el Cuatro y medio no me salieron las cosas como esperaba. Gané primero a Artola, pero luego perdí con Urrutikoetxea y Altuna III. No pude entrar en la lucha por la txapela. Pasé por un pequeño bajón anímico que se trasladó al Parejas. Afortunadamente, lo he superado y junto a José Javier volvemos a estar ahí, en la pelea por entrar en la liguilla».

Esta es su sexta participación en el Campeonato de Parejas. Debutó en 2013 como recambio de Gonzalez y disputó ocho partidos con Zubieta. Al año siguiente, ya como titular, se alineó con Zabaleta, pero no pudieron clasificarse para semifinales. Ganaron solo cinco partidos y perdieron nueve. Repitió en 2015 con el zaguero de Etxarren y esta vez sí que consiguieron el billete, pero a la hora de la verdad se quedaron a las puertas de la final tras perder ante Oinatz-Untoria y Berasaluze II-Albisu. «Ese año ambos estábamos con mucho juego. Hicimos una primera vuelta de la liguilla sensacional. Ganamos los siete primeros partidos, pero luego no fuimos capaces de rematar el trabajo. Fue una pena, estuvimos muy cerca de disputar la final», rememora el voleista de la Sakana.

Abel Barriola fue su zaguero en 2016, pero tampoco fueron más allá de la liguilla clasificatoria. Las ocho derrotas encajadas por solo seis victoria les obligó a quedarse en la cuneta. Tampoco tuvo suerte el año pasado con Merino II. Otra vez apeados, con el mismo número de victorias y derrotas que en la edición anterior.

Tercer Parejas con Zabaleta

Ezkurdia repite por tercera vez alianza con Zabaleta. Es consciente de que su situación en la clasificación no es la idónea, pero podría haber sido peor. «Para nosotros, a partir de ahora cada partido es una final. No podemos permitirnos más errores. Tenemos que espabilar ya, de lo contrario no conseguiremos nada y nos iremos a casa».

Tiene 26 años «aunque a alguno le parezco un veterano por verme tanto en la cancha» y contrato en vigor con Aspe hasta diciembre de 2019. No le duelen prendas en admitir que «todavía me quedan muchas cosas por mejorar como entrar de aire y ser más contundente en defensa». Aún así, está contento porque sus progresos han sido evidentes desde el día que debutó -el 28 de diciembre de 2011 en el Beotibar de Tolosa-. «Ahora tengo más poso en la cancha, me pongo mucho mejor a la pelota, he ganado en confianza a la hora de rematar y no tengo miedo a fallar. Sigo aprendiendo igual que el primer día».

Vuelve mañana al Labrit de Pamplona, donde ayer estuvo eligiendo material. Será su cuarto partido del campeonato en la bombonera, que últimamente no se le ha dado muy bien. «El Labrit es uno de mis frontones preferidos, también para José Javier, pero hemos perdido de forma consecutiva los tres últimos partidos que hemos jugado allí. Ojalá que en esta jornada cambie la racha, que podamos ganar y que hagamos un buen juego».

Sus rivales, Irribarria y Merino II, se encuentran en la misma tesitura. «Veo un partido muy duro, de mucho desgaste. Ambas parejas nos jugamos mucho. Les ganamos en la primera vuelta por 22-20 en Irurtzun, pero fue un partido raro. Hacía mucho frío y hubo muchos errores. El sábado será distinto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos