Pelota

Elezkano II da el paso adelante para decidir

Danel Elezkano devuelve una pelota de botepronto desde el ancho ayer en el Labrit de Pamplona./Jesús Caso
Danel Elezkano devuelve una pelota de botepronto desde el ancho ayer en el Labrit de Pamplona. / Jesús Caso

Superaron con apuros y mucho trabajo a Bengoetxea VI y Larunbe en el Labrit de Pamplona

JOSEBA LEZETASan Sebastián

Danel Elezkano y Beñat Rezusta saben ganar con resultados distintos al 22-21. Por si alguien creía lo contrario tras sus victorias precedentes por la mínima. Ahora bien, ayer en el Labrit de Pamplona lo hicieron con dosis similares de emoción, esfuerzo y concentración. De otra manera no habrían superado 19-22 a un Oinatz Bengoetxea mejorado respecto a otras jornadas y a un Mikel Larunbe en la línea notable del presente Campeonato de Parejas.

«Cuando peor lo teníamos he sido valiente», confesó Elezkano II después del sexto triunfo consecutivo de esta pareja. «Me quedo con eso», añadió satisfecho. Su contribución resultó fundamental para que los nuevos líderes de la competición alcanzaran su séptimo punto, el que les pone a las puertas de la liguilla de semifinales a falta de cinco jornadas para la conclusión de la primera fase. Otro más garantiza el billete si nos atenemos a lo que dice la historia. Desde que se emplea este sistema de competición, ninguna pareja ha quedado fuera de las cuatro mejores con esa cifra.

Cinco de los seis últimos tantos de la pareja azul llevaron la firma de Elezkano II. Dio un paso adelante cuando más falta hacía, cuando más apretaba la presión, cuando ya estaba comprobado que no había manera de obtener el punto atrás. Dos ganchos, dos paradas en el txoko en sendas acciones de saque-remate -totalizó cuatro por esta vía- y la volea con la que rebasó a Larunbe en el último pelotazo de la contienda.

El público que llenó el frontón de la capital navarra disfrutó con un partido de numerosos y buenos ingredientes. El primero, el equilibrio. La mayor ventaja fue de tres tantos: 10-13 y el 19-22 definitivo para Elezkano II y Rezusta; 17-14 para Bengoetxea VI y Larunbe. El segundo, el toma y daca entre dos zagueros poderosos durante casi hora y cuarto de juego intenso. El tercero, la aparición de los delanteros para resolver.

Volvió a quedar patente la falta de chispa y pegada de un Oinatz lastrado por la doble fascitis plantar. Sin embargo, el campeón manomanista tiró de su ADN competitivo, sorprendió a su oponente de posición en varias jugadas y falló poca pelota. Las dos parejas acabaron empatadas en el apartado de tantos perdidos... si no contabilizamos las tres voleas erradas por Elezkano II a resto de saque.

Nivelar ese número ante Elezkano II y Rezusta, dos pelotaris que apenas regalan y apoyan su rendimiento en mitigar las pérdidas, era una de las condiciones indispensables para las aspiraciones de Bengoetxea VI y Larunbe. Las urgencias apretaban a los colistas. De hecho, prácticamente les ahogan tras su séptima derrota ya que les obliga prácticamente a ganar todo lo que les falta y a rezar para que el average particular les beneficie en caso de empate con otra pareja.

Presencia y acierto

En un enfrentamiento de abundante trabajo, tardó Elezkano II en aportar ofensivamente. Lo reconoció: «Beñat ha jugado una barbaridad al principio, le ha dado mucho. Yo, en cambio, no he acertado». La parada al txoko del 6-6 fue el primero de sus catorce tantos, todos de aire. El de Zaratamo adquirió mayor presencia en el juego. No solo presencia, también acierto.

Equiparó en intensidad a su zaguero, autor de un rebote en el 3-4, y a los dos rivales, quienes nunca se rindieron. El número de pelotazos a buena ascendía a 308 en el 9-9. El cronómetro rebasaba en ese momento la media hora.

Los subcampeones de 2017 tampoco dieron el brazo a torcer al abrir Elezkano II y Rezusta una pequeña brecha con 10-13. Contestación: parcial de 7-1 para restablecer un orden favorable a ellos: 17-14.

Nadie entregó la cuchara. Ni siquiera con el 18-16 favorable a los colorados. De vuelta a la cancha, con las pelotas utilizadas y más bien gastadas, tras recibir indicaciones por parte del botillero Jokin Etxaniz, Elezkano II aparcó el papel secundario de escudero del zaguero campeón para agarrar las riendas y decir un 'aquí estoy yo' silencioso. Sin ruido. Sin alharacas. Revindicándose. Elezkano II y Rezusta están a un paso de su objetivo.

Clasificación

1
Elezkano II-Rezusta, 7 p. (+17)
2
Altuna III-Martija, 6 p. (+28)
3
Olaizola II-Ander Imaz, 5 p. (+4)
4
Urrutikoetxea-Galarza, 5 p. (-3)
5
Ezkurdia-Zabaleta, 4 p. (-12)
6
Irribarria-Merino II, 3 p. (-9)
7
Víctor-Albisu, 2 p. (-9)
8
Bengoetxea VI-Larunbe, 2 p. (-16)

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos