«Voy a echar mucho de menos los hongos, los txipirones y el tomate de la huerta»

Durante los tres meses que ha permanecido en casa ha podido volver a disfrutar de los placeres de la gastronomía vasca. «Voy a echar mucho de menos los hongos, los txipirones y el tomate de la huerta. Eso no existe allí y para mí es algo sagrado al volver a casa. No son ningún lujo, me gustan las cosas simples», dice. Reside en pleno México DF. «Estoy muy a gusto, aunque no es como Donostia. A los mexicanos les gusta disfrutar de la vida, como aquí. Tenemos muchas cosas en común como la cultura, la gastronomía... Nada parecido a Estados Unidos, donde la cultura es muy cerrada. ¿Una ciudad violenta? Hay que tener un sexto sentido cuando sales a la calle, pero como en cualquier sitio».

Fotos

Vídeos