Desbordados por los compromisos

Aunque el Bizkaia posee un aforo para 3.000 espectadores, la cantidad de entradas disponibles para el público no alcanza ese número ya que existen compromisos con patrocinadores e instituciones. Las empresas también guardan localidades para las aficiones de los finalistas -unas 200 para cada uno- y distintos empleados, entre los que figuran corredores de apuestas como José Luis Landa. «Esta final nos ha desbordado», apunta. «Desde que se supo quiénes iban a jugarla, las llamadas telefónicas se han sucedido. Esta vez el cupo asignado ha resultado insuficiente». Otra señal del interés despertado por el duelo entre Aimar Olaizola y Jokin Altuna, para el que se esperan momios de salida a la par.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos