Campeonato de Parejas

Sin pegas al material para la final del domingo en Bilbao

Beñat Rezusta, Danel Elezkano, Joseba Ezkurdia y José Javier Zabaleta muestran en el Bizkaia de Bilbao las pelotas con las que el domingo jugarán la final del Campeonato de Parejas./Arizmendi
Beñat Rezusta, Danel Elezkano, Joseba Ezkurdia y José Javier Zabaleta muestran en el Bizkaia de Bilbao las pelotas con las que el domingo jugarán la final del Campeonato de Parejas. / Arizmendi

Ezkurdia y Zabaleta separaron pelotas con más poder que las de Elezkano II y Rezusta, que son más vivas

ENRIQUE ECHEVARRENSan Sebastián

Como era de esperar y al tratarse de dos binomios de la misma empresa, Aspe, la elección de material para la final del Campeonato de Parejas del domingo en el Bizkaia de Bilbao transcurrió por los cauces de la normalidad. Ni Ezkurdia-Zabaleta, por una parte, ni Elezkano-Rezusta, por otra, pusieron pegas al lote de diez pelotas presentado por Martin Alustiza, el seleccionador, que ya había sido elegido con varias semanas de antelación. Hubo quienes echaron en falta ese 'picante' que hubo en las elecciones de la liguilla de semifinales, con Aimar Olaizola como protagonista involuntario. Este jueves en el recinto de Miribilla todo fueron buenas palabras y elogios al contrario. Calma chicha antes de la tempestad.

Ezkurdia y Zabaleta fueron los primeros en elegir. Lo hicieron en solitario y les costó. Sobrepasaron en un minuto el tiempo establecido en el reglamento. Después, el turno les correspondió a Elezkano II y Rezusta. También sin asesoramiento. Despacharon la liturgia en solo cinco minutos. Tenían las ideas claras.

Los de la Sakana, que se entrenaron después de la elección en el Bizkaia bajo la supervisión de Jokin Etxaniz, bromearon entre ellos antes de que se iniciase su comparecencia ante los periodistas. El de Etxarren significó que «preveo una final muy dura ante una pareja a la que no hemos conseguido ganar todavía. Hemos perdido las tres veces que hemos jugado contra ellos. Tenemos un partido difícil porque tanto Elezkano II como Rezusta siempre dan su nivel». Incide Zabaleta en que «en la liguilla previa nos penalizaron los errores, pero luego conseguimos darle la vuelta a la situación y meternos en la final. Yo me encuentro bien y Joseba también. Entre los dos podemos ayudarnos a ganar. Habrá que disputar cada tanto como si fuese el último y regalar lo mínimo posible».

De zaguero a zaguero. Rezusta considera que «nadie se acostumbra a jugar finales. Para mí es la tercera, pero no es ninguna una exageración. ¿Favoritos? No suelo darle importancia a esas cosas. Todos empezamos de cero». Elezkano II, su delantero, comparte la misma opinión. «Tampoco tenemos que centrarnos en quién es favorito. Los cuatro nos jugamos la txapela. El favoritismo importa poco en vísperas de una final».

Reconoce el de Zaratamo que «de momento estoy tranquilo, he preparado la final lo mejor posible, pero nunca sabes como vas a reaccionar si aparecen los nervios. He hecho mis entrenamientos y me he quedado a gusto. Ahora hay que disfrutar del momento. Todos soñamos con jugar algún día una final del Campeonato de Parejas y para mí es un premio. Tengo ganas de que llegue el domingo».

En Joseba Ezkurdia también estarán puestas muchas miradas al tratarse también de un debutante. «Me ha costado mucho llegar hasta aquí, me he llevado muchos golpes por el camino, pero ya lo he conseguido. Estoy tranquilo, me veo bien, concentrado en los entrenamientos. De momento estoy llevando bien los nervios y la tensión».

Un partido, un mundo

El menor de la saga de los Elezkano -Ander, su hermano mayor también juega a pelota como aficionado- admite que «no pienso mucho en cómo a ser la final. Hay veces que preparas un partido de una forma y luego cambia por completo. Cada partido es un mundo y el del domingo más al tratarse de una final. Ojalá que salga un gran partido y si podemos llevarnos la txapela, mucho mejor. En la liguilla hemos sido más regulares, pero ellos han llegado en mejor momento a las semifinales. Va a ser complicado ganarles, pero si hacemos nuestro partido tendremos opciones de lograr las txapelas».

Ezkurdia considera que «en la segunda parte del campeonato nos hemos entendido mejor, hemos sabido acoplarnos como pareja y los resultados han acabado llegando. Los tres partidos de la liguilla de semifinales han sido buenos. No pudimos ganar el primero, pero en los siguientes hemos dado nuestro nivel. Tendremos que jugar igual de bien para ganar. ¿La clave? Meterle ritmo al partido, ir tanto a tanto, regalar poco, estar concentrados y no pensar en nada más».

El zurdo bergararra señala que «vamos a tener que trabajar y que defendiendo no vamos a ganar. Hay que intentar acabar el tanto. Hemos entrenado mucho y hemos pasado muchas horas juntos. Eso nos ha ayudado a ser más pareja. Una final hay que intentar ganarla como sea».

Al voleísta de Arbizu le gusta ver después en vídeo los partidos para sacar conclusiones. Del primero ante Elezkano II y Rezusta en el Labrit recuerda que «cometimos muchos fallos y nos pasaron por encima. En los dos siguientes les dimos guerra y tuvimos oportunidades para ganar, pero no tuvimos suerte. Perdimos por nuestros propios errores y eso es lo que tenemos que afinar el domingo si queremos conseguir las txapelas».

Por su parte, Elezkano es consciente de que «nos tocará defender porque ellos forman una pareja muy potente. El Bizkaia es un frontón especial para mí. Soy de aquí, debuté aquí y me hace mucha ilusión disputar la final aquí. Espero tener suerte».

La comparecencia de los finalistas dejó una última perla a cargo de Zabaleta. «Es mi segunda final y ojalá tenga suerte para ganar la txapela. Si el partido llega al 21 iguales, no nos quedará otra que rezar para que el último tanto caiga de nuestro lado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos