Pelota

El campeón ilumina Oñati

Oinatz Bengoetxea suma catorce presencias en el Parejas. / LOBO ALTUNA
Oinatz Bengoetxea suma catorce presencias en el Parejas. / LOBO ALTUNA

Bengoetxea VI vuelve esta noche al Zubikoa, donde jugó hace diez añosRubén Beloki destaca de Oinatz que «saca lo mejor del compañero porque le transmite tranquilidad y positividad a tope»

JOSEBA LEZETA OÑATI.

La presencia de Oinatz Bengoetxea alumbra esta noche Oñati, donde el campeón manomanista y Mikel Larunbe se enfrentan a Danel Elezkano y Beñat Rezusta dentro de la cuarta jornada del Campeonato de Parejas. ETB1 emite en directo a partir de las 22.00 la tercera visita consecutiva de esta competición al Zubikoa.

No es la primera vez que Bengoetxea VI tiene la oportunidad de mostrar sus virtudes en el frontón oñatiarra. «Seguro que he jugado una vez y tengo dudas sobre si lo hice en una segunda ocasión. Hará de ello unos diez años». Sospechaba que el delantero rival fue Sebastian Gonzalez. La memoria del delantero de Leitza recuerda mejor fechas que nombres. El 8 de junio de 2007, también un viernes por la noche, ganó 12-22 con Otxandorena a Unanue y Patxi Ruiz.

A sus 33 años, Oinatz Bengoetxea se halla inmerso en su decimocuarta participación ininterrumpida en el Parejas. «Me encuentro bien. La fractura en el tobillo que sufrí hace casi cuatro años ya no me da guerra. Lo único que arrastro es la fascitis en el pie. Acabo los partidos con molestias, pero me recupero entre jornada y jornada. La solución sería parar durante un tiempo, pero los campeonatos llegan uno detrás de otro y el dolor es soportable».

Cuida las manos y, como ya ha hecho otras veces, el miércoles no se colocó los tacos para elegir material en el Zubikoa. Dejó la labor de probar el lote de pelotas en manos de su compañero Larunbe.

Rubén Beloki, técnico de Asegarce, fue en 2005 el primer zaguero de Bengoetxea VI en el Campeonato de Parejas. Mantienen una relación estrecha. «El otro día me dijo que va a ir a más en el campeonato. Habló convencido y le creo».

El de Burlada observa que «Oinatz ha adquirido mucho poso con los años y le veo de nuevo como un chaval con zapatos nuevos. Me explico. Durante muchos años compitió con Irujo y Olaizola II, contra quienes recibió palos fuertes a nivel deportivo. Pienso que en un momento llegó a creer que no se les podía meter mano. No digo que perdiera la ilusión, pero estos dos o tres últimos años le veo otra vez con un extra de motivación».

Beloki subraya otra cualidad del actual campeón manomanista: «Saca lo mejor del compañero porque le transmite tranquilidad y positividad a tope. Todos los zagueros juegan a gusto con él. Le considero el más grande en ese apartado. Mete cero presión al compañero y les ayuda a que rindan bien».

El técnico de Asegarce destaca por otro lado que «Oinatz suple la falta de una pegada exagerada con inspiración, descaro y variedad tanto en el saque como en el juego. Mete como nadie la pelota en la mano y es solvente cien por cien. Raza pura».

El lleno está casi garantizado en el Zubikoa, donde alrededor de 650 pelotazales poblarán las gradas de un recinto cuyo frontis es algo más bajo de lo habitual. Tiene nueve metros y medio en lugar de diez.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos