Pelota

Bengoetxea VI deja a Víctor sin premio y enfadado con el juez

El de Leitza se clasifica y el de Ezcaray se lamenta de la polémica del 21-18: «Lo que más me fastidia es que le preguntes y que te responda que no lo sé»

J.L. SAN SEBASTIÁN.

La semifinal del próximo domingo en el Adarraga de Logroño se jugará sin Víctor, el nuevo ídolo local, derrotado ayer 22-18 por Oinatz Bengoetxea en su frontón. Este resultado califica al de Leitza como segundo clasificado del grupo A y apea del campeonato a un joven pelotari que venía de ganar sus dos primeros partidos de la liguilla, incluido uno contra Olaizola II. Le hacían falta 20 tantos y se quedó en 18, a dos del objetivo. Cerca y dolido.

Más aún por una polémica decisión de los jueces. Llovía sobre mojado ya que en la segunda jornada Olaizola II, también en el Adarraga, llevó a buena una pelota que había dado el segundo bote. Esta vez la discusión giró sobre si había tocado o no la línea de contracancha en un momento crucial. Supuso el 21-18 en lugar del 20-19 y el saque en otras manos.

«Era un tanto clave y para mí ha sido mala», manifestó un Víctor duro con los jueces. «Cuando yo cometo un error, sé que lo he cometido. Lo que me fastidia es que preguntes a un juez y te responda que no lo sé. El juez de atrás tenía que estar encima de la raya y se encontraba dos metros por detrás. Es imposible que lo viera».

Bengoetxea VI optó por la diplomacia: «No he visto clara esa jugada. Ha sido un tanto importantísimo para mí».

El vigente campeón de la distancia sobrellevó mejor la tensión de un choque incierto, equilibrado. Falló menos, defendió las acometidas de un contrario superior en el peloteo y aguantó la dificultad de jugar con el dedo índice de la mano derecha fracturado: «Me he puesto bien los tacos y ha sido clave. Me he olvidado del dedo. He jugado mi mejor partido del campeonato. La experiencia vale en estas situaciones».

Víctor, decaído, se lamentó: «Es triste quedarte fuera. Y más en casa».

Más

Fotos

Vídeos