Pelota

Beñat Rezusta no baja el pistón

Bengoetxea VI, los ganadores Rezusta y Ezkurdia con los trofeos, Pozueta e Insausti./JESÚS CASO
Bengoetxea VI, los ganadores Rezusta y Ezkurdia con los trofeos, Pozueta e Insausti. / JESÚS CASO

Ezkurdia y el zaguero de Bergara, que acaba con un rebote, campeones de San Fermín

JOSEBA LEZETASAN SEBASTIÁN.

Beñat Rezusta puso el broche al Torneo San Fermín con su segundo zurdazo al rebote. Significó la victoria de Joseba Ezkurdia y el zurdo de Bergara sobre Oinatz Bengoetxea y Mikel Beroiz por un contundente 9-22, el mismo resultado con el que lograron el pase a la final frente a Olaizola II y Albisu. No lo pegó desde el tres. Soltó el brazo en el seis, cogió mucha altura en el frontis, la pelota viajó alta, botó cerca de la raya del siete y no tocó en el centro de la pared de atrás porque medió un intento desesperado de Beroiz.

Más información

«Rezusta es el mejor zaguero de la actualidad de aquí a Lima», escuchamos el lunes en el propio Labrit. Aunque ese día no jugaba el zaguero zurdo, el pelotazale valoraba las diferencias que marca con sus rivales de posición, llámense Zabaleta, Albisu o el apellido que prefieran. Pega tanto como el que más, posee fuelle físico para dar y regalar, sus piernas son las más veloces y hay que escarbar hasta el fondo para obligarle a perder una pelota. Ayer no perdió ninguna. Se ha acostumbrado a jugar finales, incluso a ganarlas, y transmite una confianza a prueba de bomba.

Tiempo de juego
44 minutos y 47 segundos.
Pelotazos a buena
371.
Tantos de saque
Bengoetxea VI, 2. Ezkurdia, 1.
Faltas de saque
Bengoetxea VI, 1. Ezkurdia, 0.
Tantos en juego
Bengoetxea VI, 3. Beroiz, 3. Ezkurdia, 8. Rezusta, 2.
Tantos perdidos
Bengoetxea VI, 4. Beroiz, 6. Ezkurdia, 1. Rezusta, 0.
Marcador
0-1, 4-1, 4-7, 6-7, 6-11, 7-11, 7-12, 8-12, 8-16, 9-16 y 9-22.
Momios de salida
100 a 70 a favor de Ezkurdia y Rezusta. 50 a 100 por abajo.
Incidencias
llenazo en el Labrit de Pamplona, el octavo en nueve festivales de la feria de San Fermín. 1.200 espectadores..
Primer partido
Julen Retegi ataca y defiende con acierto para imponerse 22-17 con Jaunarena a Víctor, menos decisivo que dos días antes, y Etchegoin.
Tercer partido
Irusta, constante, sujeta el encuentro para ganar con Elordi 16-18 a Arretxe II y Ladis Galarza.
Balance
Aspe empata a 12 con Asegarce tras ganar los seis choques de los dos últimos festivales
La plantilla de la empresa de Eibar se lleva además el torneo de parejas y el vino.

Aunque la escultura que reconoce al mejor pelotari del torneo acabó en las manos de un notable Ezkurdia, cualquiera de los dos componentes de la pareja pudo llevársela a casa. El delantero de Arbizu confirmó todo lo bueno demostrado la noche del miércoles con una actuación compacta. Quizá no tan brillante a la hora del remate porque no acabó de cruzar el gancho como 48 horas antes, pero igual de práctica. Terminó con ocho tantos de jugada y cometió un solo error. Gran bagaje.

«Hemos encontrado una pelota que nos gustaba y hemos estado bien cada uno en su parcela» Beñat Rezusta . Zaguero de Aspe

«Ellos han sido superiores, sobre todo Rezusta; le da como un martillo y marca la diferencia» Oinatz Bengoetxea. Delantero de Asegarce

Oinatz Bengoetxea explicó de maravilla la clave de la final: «Si dos pegadores tan fuertes juegan serios... He dispuesto de poca pelota para entrar en acción. Por esa razón, he andado deprisa y mal. Pero eso es mérito suyo. Si ellos juegan tan serios, te entran las prisas. Si no hemos estado a gusto sobre la cancha ha sido por Ezkurdia y Rezusta».

El campeón manomanista recurrió de nuevo al saque para tratar de enredar y crear inquietud a los oponentes. Empezó a sacar desde la pared izquierda. Cambió al ancho en el 5-7, regresó a la pared en el 7-11 y ejecutó el último suyo desde el ancho con 9-16. Solo al principio logró parte de sus propósitos. Buscó la derecha de Rezusta. Tutelada por la volea de Ezkurdia, no la encontró.

La ventaja inicial de los colorados, 4-1, quedó en un espejismo. Acto seguido, Ezkurdia y Rezusta tomaron el mando de las operaciones y empezaron a acosar a un Beroiz abnegado. Incluso firmó tres tantos: dos arrimadas a la altura del cuadro siete (1-1 y 5-7) y el tercero de cortada en el 8-12. Sin embargo, los rivales ejercieron tal presión sobre él que el zaguero de Huarte, mejorado respecto a hace unos meses, perdió media docena de tantos en su intento de sacudirse el dominio. Hay ocasiones en las que no basta con hacer buena.

Listo para prestar socorro

Como acostumbra, Rezusta subió el nivel de exigencia tanto a tanto, pelotazo a pelotazo. Corrió para cubrir el ancho con la derecha en un gancho de Oinatz después de mover de su sitio a Ezkurdia. El de Bergara siempre está listo para prestar socorro. No se duerme en los laureles de su pegada y de su dominio. Cultiva otras facetas.

Ezkurdia confirmó sus dotes defensivas para contrarrestar los intentos lejanos de un Bengoetxea VI desesperado por momentos. Y eso que sabe salir de los atolladeros. El de ayer, por contra, era un laberinto de muros elevados y puertas a las que los azules se habían encargado de poner cerraduras con candados de alta seguridad.

Relegado a un papel secundario por la irrupción de Altuna III e Irribarria, su primer triunfo en el Torneo San Fermín -también lo es para Rezusta- debe ayudar a Ezkurdia a reivindicarse. Ha hablado sobre la cancha. Hace falta que le escuchen en las oficinas de Aspe. En el Labrit ha superado a Aimar Olaizola y Oinatz Bengoetxea, dos pelotaris que están de dulce ahora mismo. Lo ha hecho con la ayuda inestimable del zaguero número uno, pero se ha desenvuelto de maravilla, ha mostrado capacidad ofensiva además de defensiva y atraviesa un buen momento. Necesita esa dosis de confianza compartida entre el propio pelotari, sus técnicos y sus dirigentes.

La supremacía de Ezkurdia y Rezusta ha sido tal que las tres parejas a las que se han enfrentado han sumado un total de 33 tantos, un promedio de once por encuentro. Las han doblado. Primero se ventilaron el grupo más potente de los dos y ganaron la final de carrerilla.

Más

Fotos

Vídeos