PELOTA

Azpeitia, sin Murgiondo y con tres o cuatro autobuses de seguidores

Los azpeitiarras Aimar Egiguren, Unai y Jon Alberdi, Julen Egiguren y Markel Etxaniz. / JOSÉ MARI LÓPEZ

El campeón guipuzcoano juega la final del Interpueblos de Euskal Herria. Parte con ventaja en el pronóstico ante Usansolo hoy a partir de las siete de la tarde en el frontón de Larrabetzu

JOSEBA LEZETA SAN SEBASTIÁN.

La ausencia del zaguero sénior Daniel Murgiondo, que se encuentra en Estados Unidos por motivos laborales, es el único inconveniente para el equipo de Azpeitia que disputa la final del Interpueblos de Euskal Herria contra Usansolo, representante vizcaíno, hoy a las siete de la tarde en el frontón de Larrabetzu. La Federación Vasca, organizadora del torneo, ha modificado el sistema de competición para la presente edición ya que designó Larrabetzu como única sede y las semifinales se disputaron a un solo choque en cancha neutral, en lugar de hacerlo a ida y vuelta como en años anteriores.

Por lo tanto, los azpeitiarras no pudieron desenvolverse en el Frontoi txiki ante su afición, que volverá a arropar a sus pelotaris. A falta del último recuento, estaban listos tres o cuatro autobuses para desplazarse hoy a Larrabetzu. El día de la final del Interpueblos de Gipuzkoa fueron ocho a Donostia. Coincidió un sábado por la tarde. El viernes, en cambio, no parece tan propicio. Si ni siquiera hay televisión en directo. Seguro que en caso de programarse en sábado o en festivo a buena hora habrían dejado pequeño el frontón.

Hay ocasiones en las que parecen primar otros intereses en lugar de reunir a la mayor cantidad posible de espectadores y dar ambiente a una final. Azpeitia no fallará desde ese punto de vista, pero convendría allanar el viaje a Larrabetzu en lugar de poner obstáculos en el camino. En ocasiones olvidamos la propia esencia del Interpueblos, su arraigo entre la gente, al menos en Gipuzkoa.

Los mismos de semifinales

Jabi Odriozola, delegado azpeitiarra, repetirá el conjunto que se impuso a Gasteiz en las semifinales del pasado sábado. Murgiondo sigue al otro lado del Atlántico -regresa la semana próxima- y Josu Uzkudun ocupará su lugar como zaguero de Markel Etxaniz. Antes que ellos saltarán a la cancha los cadetes Aimar Egiguren-Unai Alberdi y los juveniles Jon Alberdi-Julen Egiguren. Los Alberdi son hermanos. Los dos Egiguren, sin embargo, no guardan parentesco familiar.

Azpeitia se distingue por la consistencia. No flaquean en ninguna de las tres categorías. Gracias a ellos aspiran a sumar puntos en todos los partidos. Salvo descalabro, el más asequible corre a cargo de los juveniles. Los contrastados Jon Alberdi -figura en la lista de futuribles de Asegarce- y Julen Egiguren aparecen claramente superiores a Ruiz y Prieto en el pronóstico. Tampoco es ni mucho menos descartable la victoria de Aimar Egiguren y Unai Alberdi, reconvertido a zaguero en esta competición, en el duelo que abrirá la final. Sus oponentes son Gómez y Azkueta, bonita pareja.

Azpeitia confía en llegar con el título bajo el brazo al choque de los séniors, a priori el más complicado de los tres. Asier Beitia, experimentado en el campo aficionado, y González, zaguero seguro, dieron la sorpresa ante Doneztebe en semifinales. Etxaniz y Uzkudun, de todas maneras, serán rivales incómodos y tampoco es descartable que se alcen con la victoria.

Más

Fotos

Vídeos