Pelota

Asoma una nueva hornada

Julen Egiguren, en una eliminatoria del Torneo Bankoa-DV en el Beotibar de Tolosa. / ÍÑIGO ROYO
Julen Egiguren, en una eliminatoria del Torneo Bankoa-DV en el Beotibar de Tolosa. / ÍÑIGO ROYO

Gipuzkoa, presente en cinco de las seis finales de mano del GRAVNI

JOSEBA LEZETA

La selección guipuzcoana de mano es una de las principales protagonistas en las finales del GRAVNI que se disputan este fin de semana en los frontones de Vitoria. Los pupilos de Iraitz Olaetxea, quien ya ha despejado varias dudas sobre la alineación titular, estarán presentes en cinco de las seis finales del frontón Ogueta. Hoy a partir de las cuatro de la tarde disputan las dos de juveniles y la sénior de parejas. Mañana será el turno de dos manomanistas, el sub 22 y el sénior.

Iraitz Olaetxea considera que «estamos en condiciones de competir en las cinco, pero también soy consciente de que vamos a encontrar dificultades en todas. No es fácil emitir un pronóstico a priori. Jugamos cuatro de ellas contra Navarra y una, la individual sub 22, frente a Araba». El año pasado sumaron dos títulos, ambos en la jornada del domingo: el sénior individual con Xabi Santxo, que lo defiende, y el de sub 22 de parejas gracias a Peru Labaka y Aizpuru, ausentes en esta ocasión.

Olaetxea destaca otra circunstancia. «Hemos tenido bastante donde elegir en categoría sub 22 y durante el campeonato lo hemos aprovechado para que algunos de ellos alternaran con los séniors. Es el caso de Exposito, Elola, Aizpuru... Les hemos dado partidos y creo que les viene bien para su formación con vistas al futuro, otra de las cuestiones que nos interesan y que no debemos pasar por alto».

El seleccionador desgrana uno a uno a los pelotaris designados por categoría y modalidad.

Julen Osa (juvenil). Este andoaindarra nacido en 1999, clasificado directamente para la final tras la liguilla, deberá enfrentarse hoy al representante navarro, seguramente a Ariztegi. «Osa es un delantero muy potente. Buen sacador, imprime velocidad a la pelota. Se amolda perfectamente al mano a mano. Pienso que se siente más cómodo en esta modalidad».

Julen Egiguren-Elizegi (juveniles). Al igual que el manomanista de su categoría, tampoco necesitaron pasar la criba de semifinales. En la final les esperan los navarros Mata y Apezetxea. «Tuve alguna duda a la hora de elegir al zaguero porque disponía de dos: el asteasuarra Iker Elizegi (2000) y el oriotarra Aratz Oliden (2000). Ambos me daban garantías, pero había que escoger a uno y me he inclinado por Elizegi porque está con confianza y le da a la pelota. Pero Oliden también podía haber jugado con total tranquilidad. Pienso que uno y otro son zagueros de futuro. Lo he tenido más claro con el delantero, el azpeitiarra Julen Egiguren (2000). Ronda el 1,85 de estatura. Le faltan unos kilos. De todas maneras, ha adquirido fuerza y va claramente hacia arriba. Posee juego de aire y es largo a bote. Necesita atreverse un poco más. Ha ensayado con mayores sin ningún problema. Les hace frente». Egiguren ensaya con Aspe.

Ioritz Egiguren (sub 22). El delantero tolosarra (1998) ha competido por el puesto con el astigartarra Hodei Exposito (1999), quien incluso disputó y ganó un partido de la liga contra el navarro Armendariz. «Ioritz está muy, muy bien y ha coincidido con un problema de manos de Exposito. Cualquiera de los dos es más que válido y me asaltaban las dudas. Egiguren posee un golpe rápido, es fuerte físicamente, muy duro, aguanta y anda fácil sobre la cancha». Tampoco necesitaron pasar por el cedazo de la semifinal para estar presentes en el Ogueta en esta modalidad. Tendrá enfrente al alavés Uribe.

Xabi Santxo (sénior). El delantero usurbildarra, nacido en 1992, es un clásico de una competición en la que busca su tercera victoria consecutiva en esta modalidad. «A tenor de lo que ha alineado Nafarroa, seguramente le tocará en suerte en la final Alberto Ongay, exprofesional de Aspe. Todos conocemos a Santxo. Buen sacador, domina el sotamano, sabe rematar, posee amplia experiencia en la categoría... Es un seguro de vida y le he visto con ganas».

Arrieta-Lizeaga (sénior). Los dos hernaniarras han sorprendido a algunos. No a Iraitz Olaetxea, que destaca el valor actual de Ioritz Arrieta (1991) y Markel Lizeaga (1992). Brillaron en una semifinal que se presumía complicada frente a los riojanos. «Arrieta atraviesa un momento de juego excepcional y está marcando diferencias. Ha ganado todos los partidos que ha disputado. No jugó contra la pareja de Nafarroa, a la que encontrará en la final. Seguramente pondrán en liza a Yoldi, rival potente, y Sarasa. En la zaga, Lizeaga está demostrando nivel de primera como aficionado. Hay gente que no le conoce y se sorprende, pero si le respetan las manos es capaz de codearse con los mejores».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos