Pelota

Oinatz Bengoetxea se lo juega todo a una carta el sábado contra Elezkano

Oinatz, en el karrape del Ayuntamiento de Leitza./LOBO ALTUNA
Oinatz, en el karrape del Ayuntamiento de Leitza. / LOBO ALTUNA

El vigente campeón está obligado a ganar al de Zaratamo tras haber perdido en su estreno ante Aimar Olaizola

ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Oinatz Bengoetxea es el vigente campeón de la jaula, pero no ha comenzado con buen pie. Su derrota en la primera jornada de la liguilla de cuartos ante Aimar Olaizola no le permite más errores. El sábado vuelve al Labrit para enfrentarse a Danel Elezkano en el duelo de perdedores dentro del grupo A. Quién no llegue al cartón 22 seguirá el resto del campeonato por televisión. El leitzarra ya anunció en la presentación que no se encontraba en las mejores condiciones físicas. «He tenido problemas físicos antes del inicio del campeonato y no he podido entrenar lo que hubiese querido. Esta semana sí que he podido hacerlo -ayer se ejercitó con Iturriaga-», declara.

Padece una fascitis plantar en ambos pies y también molestias en los abductores. «Es consecuencia de muchos años de deporte a alto nivel, encadenando muchos partidos. Llevo mucho tute encima, pero la mejoría en los pies es evidente». Oinatz incide en que arrastra «la carga del verano -ha tomado parte en la mayoría de ferias importantes y se impuso en Zarautz con Albisu-. Hay pelotaris que han jugado más partidos que yo, es cierto, pero el año que he pasado ha sido más que duro -campeón del Cuatro y medio, subcampeón del Parejas y campeón del Manomanista- y el cuerpo se va quejando».

Y es consciente de que lo logrado hace 365 días es muy complicado que se repita. «El año pasado me salió todo perfecto. Perdí el primer partido contra Aimar, pero luego pude darle la vuelta a la situación. Le gané por la mínima a Urrutikoetxea en semifinales y luego a Altuna III en la final por el mismo marcador. Ahora todo es completamente diferente. No tengo margen de error de nuevo».

«El año pasado también perdí contra Aimar, pero luego me salió todo perfecto y gané la final»«Danel es un gran pelotari, ratonero, peligroso, si no doy el 100% en la cancha no voy a derrotarle»

Oinatz Bengoetxea está satisfecho del rendimiento que ofreció en sus estreno en el campeonato ante Aimar Olaizola el pasado jueves en el Labrit, pese a perder. «No sabía como iba a estar en la cancha, pero me encontré muy cómodo. Tuve opciones de llevarme la victoria, pero Aimar acabó más entero en el tramo final. Fue un gran partido, siempre es complicado ganarle a Aimar en esta distancia».

Una semana después, el leitzarra afronta su duelo contra Danel Elezkano con un único objetivo: ganar. «Es un partido a vida o muerte, una eliminatoria pura y dura. Ambos venimos de perder el primer partido y no queda otra que lograr la victoria. Tener esa preocupación antes del partido te provoca estar más centrado». No es la primera vez que va a jugar contra el de Zaratamo en el acotado. «El año pasado fuimos rivales en el Desafío del Vino de la feria de San Mateo -ganó el leitzarra por un contundente 22-7-, pero luego no hemos vuelto a jugar en contra. Es un gran pelotari, de los pies a la cabeza. Ratonero, muy peligroso. No pude ver el partido que jugó contra Víctor, pero estoy seguro de que si no doy el 100% en la cancha no voy a ganarle».

Oinatz confía en que «se vea un gran partido y si tengo alguna opción de meterme en semifinales trataré de aprovecharla. ¿Desilusión si pierdo? No, para nada. Soy el campeón, pero lo conseguido el año pasado no vale para nada. Todos empezamos de cero y en este caso tanto Danel como yo perdiendo».

Y también tiene palabras de elogio para Víctor Esteban, con quien se enfrentará en la última jornada en un partido que puede ser decisivo siempre que el leitzarra derrote el sábado en Pamplona al menor de los Elezkano. «Ha demostrado que está con muchísimo juego tras ganar la feria de San Mateo. Está a gran nivel. Si da un par de pasos hacia adelante, no tardará mucho en estar con los mejores». De Aimar ya está todo más que dicho.

Oinatz se sometió en la tarde de ayer a un masaje y espera estar en las mejores condiciones físicas para enfrentarse a Elezkano II. Hay mucho en juego en el Labrit.

Fotos

Vídeos