PELOTA

...Y Amezketa conquistó el Bizkaia

Los seguidores de Jokin Altuna animan a su pelotari desde el rebote de un abarrotado Bizkaia de Bilbao./JOSÉ MARI LÓPEZ
Los seguidores de Jokin Altuna animan a su pelotari desde el rebote de un abarrotado Bizkaia de Bilbao. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Los seguidores de Jokin Altuna se hicieron dueños del recinto de Miribilla y disfrutaron por todo lo alto con el triunfo de su vecino y también amigo

ENRIQUE ECHAVARRENBILBAO.

10.00 horas. La primera oleada de seguidores de Jokin Altuna emprende el desplazamiento desde Amezketa a Bilbao en un autobús de dos pisos para animar y apoyar a su vecino y amigo en la final del Cuatro y Medio frente a Mikel Urrutikoetxea. 14.30 horas. La segunda, compuesta por otros dos autobueses, abandona la localidad de Tolosaldea rumbo al gigantesco recinto de Miribilla, que por cierto se encuentra en obras. Y una tercera, incontable en número, lo hizo en vehículos particulares. «Desde Amezketa han venido 220 personas en autobús, pero otras muchas en coche. El pueblo se habrá quedado vacío», decía Josean Altuna, tío de Jokin, que acompañaba al abuelo Joxe. Ni los padres del protagonista, Joakin y Kontsuelo, quien, a diferencia del Ogueta, se animó en esta ocasión a ver en directo a su hijo. Le dio buena suerte. «Aquí está medio Amezketa y eso que no llegamos al millar de habitantes», nos decía otro tío del pelotari, el exremontista Imanol Altuna, que tampoco quiso perderse el acontecimiento.

Tenía razón. En los aledaños del frontón la mayoría de las camisetas eran de color azul, gerriko del pelotari guipuzcoano, pero la representación de seguidores de Urrutikoetxea, llegados desde Zaratamo y vestidos de rojo, también era numerosa. Y bastantes bufandas y camisetas rojiblancas. El Athletic jugaba después en San Mamés ante el Villarreal.

Xalton Zabala, alma máter del club Zazpi Iturri, esperaba ansioso el comienzo de la final, al igual que el azpeitiarra Jexux Argandoña 'Keutin'. Por los aledaños del frontón merodeaba Edorta Zabala, el exmanista profesional de Eskoriatza. Muchas caras conocidas guipuzcoanas. Pero también vizcaínas, como José María Arrate, expresidente del Athletic, que no se pierde una final ni a tiros. Otro emblema rojiblanco, Dani, también acudió al partido. Lo mismo que Ricardo Altube y Carlos García, organizadores del Biharko Izarrak de Mallabia. Y Roberto García Ariño, expelotari y en su día intendente de Asegarce.

El primer autobús salió de Amezketa a las diez de la mañana y otros dos, a las dos y media

Otro enamorado de la pelota, Patxi Goikoetxea, dueño del emporio de la chistorra en Arbizu. Y más guipuzcoanos, en este caso relacionados con el mundo del fútbol como Lorenzo Juarros, director deportivo de la Real. Otro blanquiazul, Igor Zubeldia, azkoitiarra y compañero de estudios de Magisterio de Altuna y amigo también de Irribarria. Y otros dos más, pero estos ya colgaron las botas hace unos años: el azpeitiarra Mikel Aranburu y el lasartearra Joseba Irazusta, ataviado con una camiseta del amezketarra y llevando un coche de niño. Los restauradores Karlos Arguiñano y Ramón Roteta, que acudieron juntos, también son asiduos a los frontones y a las finales de pelota.

Manistas en activo como Iñaki Artola, Jon Ander Peña, Andoni Aretxabaleta, Ander Imaz, Aitor Mendizabal y Beñat Urretabizkaia junto a antiguos pelotaris como Alexis Apraiz, Pello Martínez de Eulate, Imanol Agirre, el errezildarra Joxe Mari Etxenagusia y el añorgatarra Mikel Unanue, ahora penúltimo campeón guipuzcoano de la jaula, quien recaló en Miribilla en compañía del exremero oriotarra Ramón Elizondo 'Amañu'. Otro pelotazale del mundo del remo, Gorka Aranberri, patrón zarauztarra de Orio, que animó constantemente a Altuna. Ya lo hizo el año pasado en el Ogueta. Y también acudió el exremontista Julen San Miguel.

Un alcalde de Tenerife y un consejero del Cabildo, entre los invitados de la final

«Aquí estamos medio pueblo y eso que no llegamos al millar de habitantes»

Arantxa Tapia, consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, fue la encargada de imponer a Jokin Altuna la txapela de campeón. Le acompañó Jon Redondo, director de Deportes. Al clasificarse un pelotari vizcaíno para la final, los representantes institucionales del territorio se volcaron con su paisano. Unai Rementeria, diputado general de Bizkaia, trató de consolar a Urrutikoetxea en vestuarios. Cerca estuvo Juan Mari Aburto, alcalde de Bilbao. También asistieron los presidentes de las federaciones guipuzcoana y vizcaína de pelota, Andoni Lertxundi y Karmelo Ariznabarreta, respectivamente. Pero lo que llamó la atención fue la presencia de José Alberto Díaz, alcalde de la localidad tinerfeña de San Cristóbal de La Laguna, donde se organizan pruebas de idi probak. Le acompañaba Jesús Morales, consejero de Agricultura y Pesca del Cabildo de Tenerife, impresionados por el ambiente del Bizkaia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos