Un alcalde cercano que predica con el ejemplo

DV SAN SEBASTIÁN.

Xanti Uterga es, desde junio de 2015, el alcalde de Doneztebe, una pequeña localidad de Malerreka de 1.700 habitantes, donde nació y reside, y que da servicios como si hubiese 3.000 personas. Se presentó a las elecciones de forma espontánea junto a un grupo de amigos, de diferentes edades, que compartían las mismas ideas. Veían que se podían hacer muchas cosas por los ciudadanos. «En 30 años solo había conocido dos alcaldes en Doneztebe», recuerda. Encabezó la lista electoral y logró la mayoría absoluta con seis concejales.

Trabaja a media jornada y su mandato concluye en 2019. De momento, no tiene claro si se presentará a la reelección. «Mi intención es no continuar, pero todavía queda año y pico por delante y en ese intervalo de tiempo puede pasar de todo. Además, ahora hay mucho más trabajo en casa...».

Califica de «positiva» la experiencia y recomienda a los ciudadanos «que trabajen un par de años en sus Ayuntamientos para que vean lo que se cuece dentro, cómo es su funcionamiento. Es más, debería ser obligatorio. La gente tiene una visión equivocada, se piensa que estamos allí pasando la mañana y no es así. Cada día te encuentras cosas nuevas, debes intentar encontrar soluciones a los problemas y en ocasiones no es sencillo».

Hace cinco años, un accidente laboral estuvo a punto de acabar con su carrera deportiva. Una máquina le aplastó el brazo izquierdo mientras trabajaba en la papelera Sarrió de Leitza. Los médicos le dijeron que tuvo mucha suerte. Lo habitual en esos casos era la amputación. Se llevó un susto tremendo, llegó incluso a pensar que no podría hacer vida normal. El paso de los años ha sido la mejor terapia para el olvido. Aún así, guarda como recuerdo alguna que otra cicatriz. «No tengo la fuerza de antes, ni puedo hacer todo el juego del codo, pero me doy por satisfecho», afirma.

Fotos

Vídeos