Diario Vasco

PELOTA

El artista por un lado y los bombarderos por otro

De pie, Beroiz, Barriola, Zabaleta, Larunbe, Irribarria, Artola, Urrutikoetxea y Albisu. Agachados, Elezkano II, Ezkurdia, Altuna III, Merino II, Olaizola II, Rezusta y Untoria.
De pie, Beroiz, Barriola, Zabaleta, Larunbe, Irribarria, Artola, Urrutikoetxea y Albisu. Agachados, Elezkano II, Ezkurdia, Altuna III, Merino II, Olaizola II, Rezusta y Untoria. / MUNDO DEPORTIVO
  • Jokin Altuna participará en compañía de Abel Barriola en su segundo Campeonato de Parejas como titular

  • Irribarria-Rezusta y Artola-Albisu completan la lista de cinco pelotaris guipuzcoanos

Cinco manistas guipuzcoanos participan por segunda edición consecutiva en el Campeonato de Parejas. Casi alcanzan en número a los navarros, que disminuyen su presencia numérica de siete a seis. Tres vizcaínos y dos riojanos rematan la nómina de dieciséis titulares en una competición que arranca el viernes por la noche en Zestoa.

La juventud es el denominador común del quinteto guipuzcoano. Jon Ander Albisu es el mayor a sus 26 años. Comparten la condición de más jóvenes Iker Irribarria y Jokin Altuna con 20. De hecho, siguen siendo los benjamines entre los titulares, al igual que sucediera en la anterior edición. Iñaki Artola tiene 22, mientras que Beñat Rezusta completa el grupo con 23.

Cuatro de los seis navarros tienen mayor edad que los cinco guipuzcoanos y solo Albisu supera a los otros dos navarros, José Javier Zabaleta y Joseba Ezkurdia, ambos de 25 años. A nada que la nueva generación responda y dé otro salto de calidad con el paso del tiempo, van a arrebatar la supremacía numérica a los navarros. Tomar el relevo en cuanto a títulos es otra historia, aunque lo habitual es que de la cantidad salga la calidad.

Jokin Altuna, brillante subcampeón del Cuatro y Medio, llevará la compañía de Abel Barriola, el pelotari más veterano de los cuadros actuales de las dos empresas profesionales. Aspe coloca a su delantero número uno con un zaguero que a sus 38 años está más cerca del final de su carrera como pelotari que de su inicio. Otra cosa bien distinta es asegurar si estamos o no ante su última participación ya que conserva un buen nivel y de momento, con Zubieta en el dique seco por su lesión de rodilla, no han aparecido quienes empujen de abajo y le adelanten en el escalafón.

El delantero de Amezketa, eso sí, deberá amoldarse a las cualidades de su compañero, más sólido y seguro que pegador y dominador. Toca modificar el chip respecto a un verano en el que tuvo de escuderos habituales a Zabaleta y Rezusta. Aguantar el chaparrón y ayudar a crear ventajas junto a oportunidades de remate forman parte del peaje de las figuras. Es lo que supone la condición de delantero número uno de la empresa, ganada a pulso.

Los bombarderos van por otro lado. Aspe une a sus dos potentes y explosivos zurdos, Iker Irribarria y Beñat Rezusta. En condiciones normales, están llamados a dominar el peloteo con asiduidad durante muchos minutos. Ahora bien, hay que trasladar esa virtud al tanteador, tarea que se complica a menudo. Forman una dupla temible.

Tercer año consecutivo

Asegarce repite la pareja Artola-Albisu por tercer año consecutivo. El delantero de Alegia, ausente de las canchas los tres últimos meses tras su operación en el codo derecho, está pendiente aún de una sesión de fisioterapia y un entrenamiento de frontón previsto para hoy para confirmar su presencia en la jornada inicial. Aunque no siente dolor, reconoce que nota todavía alguna molestia.

Si no es este viernes en Zestoa, volverá una semana más tarde, el viernes 9 de diciembre, en el Atano III de Donostia. Si retrasa su reaparición, cubrirá la baja momentánea Víctor, con el que el Artola ha pugnado hasta el último momento por la plaza de titular.

Tampoco Jon Ander Albisu atraviesa el mejor momento de su carrera, de sus seis temporadas y media de profesional. Desde que venciera en el Torneo San Fermín en compañía de Olaizola II el pasado mes de julio, no acaba de salir de un bache demasiado prolongado. El regreso de un Artola con el que ha logrado el pase a la liguilla de semifinales en sus dos participaciones anteriores debe ayudarle a recuperar esa confianza tan necesaria para su juego. Están llamados a ir a más según avance esta competición de cuatro meses, larga.

Elezkano II-Zabaleta, novedosa pareja que ya ganó el Torneo Aste Nagusia de Bilbao en agosto y gusta a muchos pelotazales, y Ezkurdia-Merino II, pelotaris de cuajo y trayectoria, completan la representación de Aspe. En el otro bando, Asegarce alinea a Olaizola II-Untoria -campeones del Villa de Zarautz de este año-, Bengoetxea VI-Larunbe y Urrutikoetxea-Beroiz junto a la citada Artola-Albisu.

Debutan Elezkano y Larunbe

Precisamente dos vizcaínos, Danel Elezkano y Mikel Larunbe son los dos debutantes de la presente edición. El delantero de Zaratamo posee experiencia como suplente. Ha participado en cinco partidos y ha ganado todos. Imposible presentar mejor balance. Ahora, sin embargo, parte como titular y habrá que comprobar su respuesta. Es otra responsabilidad.

Para Larunbe es su debut en la competición. Existía la posibilidad de formar una pareja íntegramente vizcaína con Mikel Urrutikoetxea y el de Galdakao, pero la empresa ha optado por separar sus destinos. Oinatz Bengoetxea estrenará su condición de campeón del Cuatro y Medio junto al zaguero debutante, mientras que el de Zaratamo reeditará la dupla formada en 2014 con Mikel Beroiz.

Rafa Etxeberria, gerente de Asegarce, reconoció en la presentación de ayer que «nos planteamos incluso la posibilidad de poner a Urrutikoetxea de zaguero por segundo año consecutivo. Pero desistimos».

La primera fase, compuesta por catorce jornadas, se extenderá hasta el fin de semana del 5 de marzo. A continuación, sin paréntesis, empezará una liguilla de semifinales de tres jornadas a desarrollar entre el 12 y el 26 de marzo. La única interrupción se registrará entre esa fecha y la final, prevista para el 9 de abril y para la que el Bizkaia de Bilbao tiene muchos boletos.

El reglamento descarta de nuevo la posibilidad de aplazamiento de la final por lesión y recoge de nuevo la oportunidad de que solvente la baja el compañero de empresa mejor clasificado en la liguilla de semifinales o, como segunda opción, en la primera fase.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate