Diario Vasco

pelota

Jaka y Darío buscan su pase a Primera

Darío y Jaka coincidieron el jueves en el Adarraga durante la elección de material.
Darío y Jaka coincidieron el jueves en el Adarraga durante la elección de material. / SONIA TERCERO
  • El de Lizartza y el de Ezcaray aspiran al título del Promoción y al billete para Primera hoy en el Adarraga de Logroño

Erik Jaka ha sido a sus 22 años el segundo pelotari de más edad participante en la presente edición del Campeonato Promoción del Cuatro y Medio, superado únicamente por Iker Tainta, que tiene 24. Los otros seis son más jóvenes, no pasan de 21.

Pero es injusto escribir y hablar de Jaka como un pelotari ya curtido y con experiencia. Sucede que forma parte de una generación guipuzcoana en la que también figuran Jokin Altuna, Iker Irribarria, Iñaki Artola y Beñat Rezusta -algunos de ellos más jóvenes aún-, capaces de extender una larga sombra sobre el resto y robar protagonismo a todo lo que se mueve a su alrededor. Los cuatro son habituales en las grandes competiciones. Jaka trabaja para figurar lo más pronto posible entre sus amigos, que a la vez son sus competidores.

Por su condición de pelotari curtido en comparación con sus oponentes gracias a tres temporadas y media de experiencia profesional, Jaka partía como principal favorito de un Campeonato Promoción del Cuatro y Medio que se presumía irregular por la juventud, la capacidad ofensiva y las dudas defensivas de la mayoría de los competidores. Así ha sido. Los altibajos se han multiplicado tanto en el juego como en la clasificación.

El de Lizarta ha mantenido el tipo dentro de esa tónica general y llega imbatido a la final de hoy en el Adarraga de Logroño (ETB1, 17.00), con cuatro victorias en cuatro encuentros. Nada que ver con los números del otro aspirante a la txapela, Darío, que empezó con dos derrotas y reaccionó con dos triunfos, incluido el de la semifinal frente a Elordi.

El de Ezcaray ha modificado incluso su manera de desenvolverse en el cuatro y medio durante el último mes. Si en su estreno contra Jaka y en el siguiente compromiso de la liguilla ante Laso buscó el aire con más decisión que acierto y eficacia, después ha retrasado su posición en la cancha y ha preferido jugar a bote para aprovechar la indudable potencia de una derecha de primerísima. Ha optado por un juego clásico que parecía desterrado de la jaula. De momento le ha dado un resultado idóneo.

Método definido

Jaka posee un método más definido, formado en las categorías inferiores y apuntalado en su época como profesional. Consciente de su talento rematador, intenta crear oportunidades y aprovecharlas. Cuando entra en trance es capaz de encadenar remates uno detrás de otro. Como en aquella final del Campeonato Promoción de Parejas que ganó en el Labrit con Xabi Tolosa frente a Rico y Larunbe en abril de 2015. Combina el gancho con el machete de zurda, a los que imprime fuerza y dirección. No es fácil adivinarle la jugada.

Al mismo tiempo, Jaka es consciente de que para ser alguien en el Cuatro y Medio y competir en Primera en 2017 -el premio más goloso que aguarda al vencedor de la final de esta tarde- hay que ser consistente, completo, y aguantar cuando te atacan. Sufre en defensa, lo mismo que un Darío al que hemos visto descentrarse en más de una ocasión.

Sin embargo, el de Ezcaray es ahora mismo un rival peligroso por su descomunal saque. La pelota le sale de la mano como un misil. También obliga en el peloteo con la derecha, la misma que le llevó al triunfo junto a Ander Imaz en el Torneo Bankoa Crédit Agricole-DV de 2012 en la categoría promesas. Tenía 16 años y superó al mismísimo Jokin Altuna en la semifinal de Arrasate.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate