Diario Vasco

Quedan doscientas butacas de cancha para el domingo

Quedan doscientas butacas de cancha para el domingo
  • Tras un comienzo flojo, la llegada de los partidos decisivos ha enderezado el rumbo del Campeonato del Cuatro y Medio en cuanto a la respuesta del pelotazale

El lleno está asegurado para la semifinal que Oinatz Bengoetxea y Mikel Urrutikoetxea dirimirán mañana en un Labrit de Pamplona donde puede quedarse gente a las puertas del frontón. Tampoco le andará a la zaga el Atano III de Donostia el domingo por la tarde con ocasión del Olaizola II-Altuna III. De hecho, ya se han agotado todas las localidades del piso superior, las más baratas del recinto a 20 euros. Quien desee asistir en directo al frontón deberá recurrir a las cerca de 200 butacas de cancha de las que disponen todavía los taquilleros, a 45 euros. «La mayoría corresponden a asientos situados a partir de la raya del cuadro ocho», señalan desde Aspe. Si bien son las más alejadas del frontis, ofrecen una buena perspectiva para seguir las evoluciones de un partido dentro del cuatro y medio.

El Atano III dispone de un aforo para alrededor de 1.600 espectadores. Ya con ocasión del Irribarria-Altuna III la asistencia superó los 1.300. Aunque el Labrit ronda el millar de asientos, los paseos de cancha permiten elevar ese número. Tras un comienzo flojo, la llegada de los partidos decisivos ha enderezado el rumbo del Campeonato del Cuatro y Medio en cuanto a la respuesta del pelotazale.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate