Diario Vasco
Mikel Urrutikoetxea y Oinatz Bengoetxea, ayer en el frontón Labrit de Pamplona.
Mikel Urrutikoetxea y Oinatz Bengoetxea, ayer en el frontón Labrit de Pamplona. / J.A. GOÑI

PELOTA

Choque de trenes en el Labrit

  • El de Zaratamo, vigente campeón, parte como favorito, pero el leitzarra se presenta en un gran momento de forma para aspirar a la única txapela que falta en su palmarés

  • Urrutikoetxea y Bengoetxea VI buscan el sábado una plaza en la final

Mikel Urrutikoetxea y Oinatz Bengoetxea velan ya armas para la semifinal del Campeonato del Cuatro y Medio que les enfrenta el sábado en el Labrit de Pamplona, donde ayer cumplieron con el protocolo de la elección de material. Ambos afrontan este compromiso en un gran momento de forma, por lo que se prevé un choque de trenes en la bombonera pamplonesa. Así lo ha calificado Rubén Beloki, intendente de Asegarce.

El delantero de Zaratamo se presenta imbatido. Entre Altuna III, Irribarria y Víctor solo han sido capaces de hacerle 23 tantos, lo que habla bien a las claras del estado del vigente campeón. Pero el leitzarra, presente en semifinales desde 2012 tras el cambio de reglamentación, acude a la cita «en mi mejor momento». Oinatz se ha impuesto a Julen Retegi y Ezkurdia. Solo ha perdido ante Olaizola II. Quiere llegar a la final para conquistar la única txapela que le falta en su palmarés. Ganó el Manomanista en 2008 y el Parejas con Untoria en 2015. La jaula se le resiste, de momento.

Existen dos precedentes, todos favorables al manista vizcaíno. El año pasado, Urrutikoetxea se impuso en el Labrit por 22-18. También eran semifinales. Y este año, el de Zaratamo volvió a ganar al leitzarra (9-22) en la eliminatoria del Cuatro y Medio navarro celebrada en Sestao. En ambos campeonatos, Urrutikoetxea acabaría calándose la txapela. «Jugamos un gran partido, tengo un gran recuerdo de ese día», proclama Oinatz refiriéndose al duelo del Labrit. «Ojalá que volvamos a jugar igual de bien y luego que gane el mejor», apostilla.

El leitzarra es consciente de las dificultades que entraña la semifinal. «Sé que me espera un partido muy duro. Urrutikoetxea ha demostrado en los dos o tres últimos años que es la referencia en todos los campeonatos. Es el pelotari más completo que hay hoy en día. Es un rival de muchos galones. Hace todo perfecto. Defiende mejor que nadie, atrasa la pelota, evita el contraataque y tiene un juego terrible de aire. Además, cubre muchísima cancha con la envergadura que tiene. No le veo ninguna fisura. Y cuando el partido se endurece, aguanta en la cancha como nadie».

Urrutikoetxea tampoco se fía del rival. «Me he encontrado a gusto en mis anteriores partidos del campeonato. No han sido de muchos pelotazos y espero encontrarme bien el sábado. Oinatz viene jugando muy bien, está en un gran momento. Ha sabido jugarles a tres pelotaris de diferentes estilos. Imprime mucha velocidad al juego desde el inicio y será un rival muy complicado. Está motivado en todos los campeonatos, siempre está ahí arriba, con los mejores. No es casualidad».

«No hay nada imposible»

Para el leitzarra, que estuvo asesorado en la elección por su primo y botillero Asier Gartzia -Urrutikoetxea lo hizo en solitario-, derrotar al de Zaratamo «es un reto muy grande, tendré que hacer todo bien y, aún y todo, lo tengo complicado. No hay nada imposible, pero reconozco que es un partido de máxima dificultad. Estoy bien, con ilusión y espero hacer un buen partido. Estoy en mi mejor momento y quiero seguir en esta línea, pero no es fácil mantenerte al 100% mucho tiempo. He tenido tiempo para preparar el campeonato y, de momento, me ha salido bien la jugada. Vuelvo a estar entre los cuatro mejores y eso para mí, con el paso de los años, sigue siendo un premio».

A Urrutikoetxea no le valen las referencias de sus últimos enfrentamientos con Oinatz en el acotado. «Cada partido es diferente. Espero dar lo mío para tener opciones de ganar. Preveo un partido duro, igualado, para que el público disfrute. No es bueno para el espectáculo que se rompa pronto de un lado u otro. Espero a un Oinatz muy valiente en ataque. Intentaré llevar la iniciativa. Quien lo haga tendrá mucho ganado».

Lleno hasta la bandera

Se espera otro lleno hasta la bandera en el Labrit de Pamplona, como ha venido sucediendo en la mayoría de los partidos del campeonato que han recalado en la bombonera. No quedan entradas en taquilla. El sábado solo se pondrán a la venta un centenar de paseos de cancha. Urrutikoetxea contará con el beneplácito de la cátedra. Se cantarán de salida cienes a ochentas a su favor.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate