Diario Vasco

PELOTA

Erasun cumple el guión en su estreno profesional

Jon Erasun le da las gracias a Víctor Esteban por la victoria.
Jon Erasun le da las gracias a Víctor Esteban por la victoria. / IÑIGO ROYO
  • El zaguero de Zizurkil debuta con victoria junto a un efectivo Víctor ante Peña II y Untoria en un Beotibar entregado

«Al principio estaba muy nervioso, me costaba soltarle a la pelota, tenía las piernas agarrotadas, pero poco a poco me he ido soltando y he acabado satisfecho. La victoria ha sido más fácil de lo esperada. Víctor ha jugado un montón a pelota y ellos no han tenido su día. Tengo que seguir aprendiendo y para hacerlo lo mejor es jugar partidos. El domingo estoy anunciado en Donostia. ¿El Campeonato de Parejas de Segunda? Me gustaría disputarlo, pero la decisión no es mía». Así se expresaba Jon Erasun nada más concluir el partido de su debut como profesional, que se saldó con una clara victoria junto a Víctor ante Peña II y Untoria por 22-11 en un Beotibar entregado a su causa.

Sus seguidores, congregados la mayoría en el rebote, desplegaron dos pancartas y no cesaron de jalearle durante todo el partido. Sobre todo cuando iba al encuentro de la pelota. Erasun no se salió del guión establecido. Soltó dos o tres buenos derechazos sueltos y solo cometió un error de bulto, en el 6-6, cuando la pelota salida de su derecha hizo sonar la chismosa. Esas son sus señas de identidad. Que nadie espere cuatro rebotes en cada partido o un dominio aplastante. Erasun va a lo suyo. A poner la pelota en el frontis todas las veces que sea necesario. Transmite seguridad al compañero, algo muy importante cuando se juega a parejas.

Y de ello se aprovechó Víctor, que encontró un filón en la frágil defensa de Peña II y Untoria. El puntillero de Ezcaray, que concedió media docena de regalos, se puso las botas rematando. Una docena de tantos ganadores llevaron su firma, a los que hay que añadir dos saques. Un partido de los que dejan poso. No se puede decir lo mismo de Peña II y Untoria, muy lejos ambos de su nivel habitual.

El festival arrancó con la reaparición de Rubén Salaverri después de mes y medio de baja por mal de manos en su izquierda. Se le vio suelto al zaguero de Fuenmayor, quien con un batallador Arretxe II logró ganar por 18-14 a Arteaga y Ladis Galarza. El zaguero de Baraibar protagonizó la anécdota la jornada. Cometió un atxiki escandaloso que el juez dejó pasar por alto. Hasta Salaverri, que no lleva ni dos meses como profesional, se quedó atónito.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate