Diario Vasco
Víctor Esteban golpea de derecha ante Álvaro Untoria ayer en el Beotibar de Tolosa.
Víctor Esteban golpea de derecha ante Álvaro Untoria ayer en el Beotibar de Tolosa. / USOZ

PELOTA

Cara y cruz para los hermanos Esteban

  • Víctor eliminó a Untoria en Tolosa, mientras que Gorka perdió ante Julen Retegi en Barcelona

No todo fueron alegrías ayer en Ezcaray, en casa de los hermanos Esteban. El menor, Víctor, eliminó no sin sufrimiento a Untoria en Tolosa. El mayor, Gorka, cayó en Barcelona ante Julen Retegi y queda fuera del Campeonato del Cuatro y medio a las primeras de cambio. Era su debut en la jaula tras haber quedado el año pasado campeón de Promoción. Tendrá que esperar a la próxima edición. Víctor fue la cara y Gorka, la cruz.

Víctor logró en el Beotibar el pase a la liguilla de cuartos por primera vez tras superar a un combativo Untoria y se enfrentará el sábado en Etxebarri a Urribarria, verdugo de Jaunarena. El delantero de Ezcaray se complicó la vida él mismo y a punto estuvo de tirar por la borda todo su trabajo. Comenzó mandando con autoridad a pesar de los intentos de Untoria de tenerle alejado del frontis. El najerino entregaba en el resto y Víctor lo aprovechaba. El luminoso era claro y contundente (1-4, 2-7, 3-10, 5-13, 9-15, 12-17 y 14-20), pero el menor de los Esteban se empeñó en darle vida a Untoria con sus numerosos errores.

Untoria, el único zaguero de la jaula -entró en la lista por la lesión de Artola- es limitado a la hora de acabar el tanto, pero a tesón no le gana nadie. Prometió dar guerra y vaya si lo hizo. Tuvo mala suerte en sus dos atisbos de reacción. El primero, en el 9-14, después de haber logrado tres saques consecutivos. Cometió falta de saque por tiro corto. El segundo, en el 14-18, cuando dejó pasar la pelota pensando que botaba detrás de la raya del cuatro y medio. No fue mala por centímetros. Ahí acabaron sus esperanzas. Antes, con el partido perdido, decidió arriesgar con suerte dispar.

Víctor fue justo vencedor, pero dejó muchas lagunas en su juego. Entró a destiempo más de una vez, se mostró blando en el resto y regaló hasta nueve pelotas. Ante Irribarria no puede permitirse esos lujos.

Julen Retegi, sin florituras

Igual de fallón se mostró su hermano Gorka en Barcelona, donde acabó sucumbiendo ante un Julen Retegi que tiró de oficio para entrar en la liguilla de cuartos. Debutará el viernes en Altsasu contra el ganador del Arretxe II-Ezkurdia de hoy en Lekunberri. Era el partido número 27 del delantero de Eratsun en la jaula desde que debutó en 2008.

Salió a la cancha a trabajar, a no cometer errores. Arriesgó lo mínimo ante un Gorka que tuvo una fase inspirada, del 5-2 al 5-10, donde le salió todo, pero fue insuficiente. Julen Retegi no se salió del guión y provocó los errores del contrario. A partir del empate a diez el dominio del partido fue suyo. Gorka entró en una espiral de fallos, buscó mal los ángulos y acabó condenándose. La experiencia de Julen fue decisiva.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate