Diario Vasco

PELOTA

Aitor Etxebarria mereció mucho más en Legazpi

Barturen trata de devolver una pelota arrimada a la pared.
Barturen trata de devolver una pelota arrimada a la pared. / LUSA
  • El lemoarra perdió en senior con Agirre ante Petite y Otadui y en promesas Riol y Barturen batieron con claridad a Oiarbide y Aizpitarte

Aitor Etxeberria todavía se estará acordando del día en el que los organizadores del Torneo Bankoa Credit Agricole-EL DIARIO VASCO le comunicaron que su pareja, Kerman Galarza, había decidido renunciar por mal de manos. El gasteiztarra Agirre ocupó su lugar, pero no fue lo mismo. El delantero lemoarra no mereció quedar fuera a las primeras de cambio. Lo que hizo la noche del viernes en el Urbeltz de Legazpi ante dos centenares de pelotazales tuvo mucho mérito, pero hay veces en las que la fortuna no siempre sonríe a quien se ha hecho acreedor a ello. Aitor Etxebarria y Agirre quedan eliminados y los que pasan de ronda en categoría senior son Petite y Otadui. Cosas del destino.

Fue un partido desigual. Desde el principio Agirre flojeaba más de la cuenta. Para el 0-7 ya había encajado cuatro saques. No transmitía seguridad, al contrario. Y a sus lagunas en el resto se le unión una evidente debilidad en el peloteo. Petite y Otadui llevaron siempre el partido de cara. El zaguero de Berriz, además de dominar por completo a su adversario, se permitió el lujo de pegar un rebote en el 0-5. Aprovechó al máximo las carencias de su ponente.

Aitor Etxebarria puso toda la carne en el asador y fue el artífice de un atisbo de remontada (7-8). Entró de aire desde el cuatro y el cuatro y medio con el objetivo de cambiar la dinámica del partido. Quería que se jugase adelante, pero siempre en condiciones adversas porque Petite y, sobre todo, Otadui se dieron cuenta de dónde estaba el agujero. El lemoarra firmó alguna jugada bonita en el txoko, pero también perdió pelota por arriesgar. No tenía otro remedio.

Petite y Otadui siguieron a lo suyo y cortaron de raíz la reacción de sus rivales con una tacada de once tantos consecutivos (7-19). El partido ya estaba visto para sentencia. El berriztarra Otadui fue quien mejor leyó el partido y quien llevó el peso de la pareja. El riojano Petite, que este año ha ascendido de la categoría promesas, no mostró mejoría. Apenas hizo daño con la derecha y demostró tener poca pegada. Urbieta y Garmendia serán sus próximos rivales el 21 de octubre en Galdakao.

Partido de zagueros

En promesas, clara victoria de los vizcaínos Riol y Barturen sobre los guipuzcoanos Oiarbide y Aizpitarte, a quienes doblaron en el marcador. Los portugalujos se llevaron el derbi de calle. Fue un partido de zagueros. Ellos llevaron el peso. Los delanteros entraron poco en juego. Barturen perdió algunas pelotas al principio, pero luego cuajó un partido muy serio. Tiene recursos y una buena defensa de aire.

Para el 13-6 ya se habían cruzado 317 pelotazos a buena. El duelo estaba siendo muy duro y eso le pasó factura a Aizpitarte. Cuando los tantos se alargaban acababa entregando el de Altzo fruto del cansancio. A partir de ahí, todo fue más rápido. Oiarbide y Riol, cumplidores.