Diario Vasco

PELOTA

Aristi se conoce todos los trucos del Sahatsaga y les saca partido

fotogalería

Azketa golpea de derecha ante Olano ayer en el Sahatsaga de Getaria. Al fondo, Irurita y Urizar. / USOZ

  • El getariarra e Irazustabarrena ganan en promesas y Olano y Urizar sufren para derrotar a Azketa e Irurita

Aristi-Irazustabarrena en promesas y Olano-Urizar en senior salieron airosos de la primera eliminatoria del Torneo Bankoa Credit Agricole-EL DIARIO VASCO, que cumple sus bodas de plata y que comenzó ayer en Getaria. Y, precisamente, el delantero local Aristi fue quien mejor partido sacó de las condiciones del frontón Sahatsaga. Lo conoce de memoria, sabe sus trucos mejor que nadie. Es el primer pelotari getariarra que participa en el torneo y ya ha hecho historia. Sus paisanos -dos centenares de pelotazales se dieron cita en las gradas, donde reinó un gran ambiente-, disfrutaron con su victoria.

Aristi le ganó la partida claramente a Iriarte en los cuadros alegres. El azpeitiarra tiene más nervio, pero el getariarra es muy pelotari. Y muy listo también. Si a eso le unimos el acierto con el saque -logró cinco, por ninguno su rival- se explica la diferencia entre uno y otro. Atrás, Irazustabarrena fue un muro infranqueable. El zaguero de Altzo acabó con el casillero de errores a cero.

Aguantó al principio las embestidas del burladés Agirre, que empezó pegando más. Pero el hermano del profesional de Asegarce comenzó a perder pelotas tontas y fue Irazustabarrena quien se hizo con el dominio. Jugó serio, le dio altura a la pelota y acabó por ser el dueño de la zaga. En poco más de media hora acabaron con las ilusiones de Iriarte y Agirre II (10-22). Mugiro y Mariezkurrena serán sus rivales en el próximo peldaño de la escalera. La cita será el 16 de octubre en Deba.

Y en categoría senior, Olano y Urizar vencieron a Azketa e Irurita tras sufrir lo que no está en los escritos. Tenían el partido en el bolsillo (1-10) y pecaron de exceso de confianza. A punto estuvo de salirles muy caro. Respiraron después de 68 minutos en los que lo pasaron francamente mal.

Planteamiento erróneo

El beasaindarra Azketa se empeñó en los primeros compases en utilizar la volea como argumento ofensivo. Siempre al txoko, pero no se dio cuenta, o lo desconocía, que Olano es zurdo. El delantero de Areso levantaba todo. No era capaz de hacerle daño y el navarro pronto dejó huella del garrote que posee. El planteamiento erróneo de Azketa -debió entrar de gancho y buscarle la derecha- comenzó a pasarle factura a la pareja colorada (1-10).

El público quería algo más, sobre todo después de haber presenciado al choque anterior. Se temía que el festival acabase en un visto y no visto. Pero Azketa es un luchador. Quería agradecer a los organizadores la confianza que habían depositado en él después de haber sido suplente los dos últimos años. Y, poco a poco, fueron recortando la diferencia hasta ponerse incluso por delante en el marcador (13-11 y 15-12). Olano y Urizar daban muestras de cansancio. Azketa e Irurita habían hecho lo más difícil, pero no supieron cerrar el partido.

Reaccionaron Olano y Urizar, a quienes dejaron coger aire. El zaguero de Markina, que este año ha dado el salto desde promesas, dejó de cometer errores y cambiaron las tornas (15-17, 16-18 y 17-19). Azketa e Irurita solo pudieron hacer un tanto más, insuficiente para poder acceder a la siguiente eliminatoria. Allí estarán Olano y Urizar. Será en Deba, el 16 de octubre, donde se verán las caras con Errandonea y Aizpitarte. A buen seguro que no se encontrarán con tantas facilidades.