GP de Japón

Márquez sacrifica la ‘pole’ pensando en la carrera

Marc Márquez (d), con Johan Zarco (c) y Danilo Petrucci. / Foto: Rafa Marrodán/Photocall3000 | Vídeo: Eva Frías/Photocall3000

Zarco consiguió una inesperada primera plaza en la parrilla, la segunda del año para el francés de Yahama

BORJA GONZÁLEZMotegi

Marc Márquez desbordó confianza en la segunda jornada de entrenamientos del Gran Premio de Japón. En una segunda jornada también marcada por la lluvia, el líder de MotoGP apretó el paso a sus rivales. En estos momentos, dos, independientemente de que haya otros nombres que puedan disputarle la victoria este domingo. «Dovizioso es el que más cerca está en el campeonato y en este circuito en agua», explicó tras finalizar tercero en un entrenamiento oficial un tanto extraño en el que, de nuevo, Maverick Viñales y su Yamaha mostraron una debilidad preocupante sobre el asfalto mojado.

Más información

«Si es en agua, Dovizioso será el más peligroso para el campeonato. Y si es en seco, ahí ya es una incógnita. Sólo me fijo en Dovizioso y Viñales. Para la carrera, Lorenzo también tiene un gran ritmo en agua. Zarco seguramente y Petrucci pueden tener un día inspirado. Ahora estamos en una situación en la que no se puede fallar con esta pequeña ventaja. Si puedo conseguir la victoria, lo voy a intentar y, si no, a quedar delante de los dos rivales del campeonato», señaló Márquez. El francés de Yamaha firmó una inesperada ‘pole’, la segunda del año, en un circuito en el que logró su primera victoria mundialista, en 2011 aún en 125cc, y con el que siempre ha mostrado una conexión muy especial. Aunque dio la sensación de que fue el propio Márquez el que perdió ese primer puesto de la parrilla de salida.

Tras un primer ataque al reloj, el de Repsol Honda decidió entrar al box y montar los neumáticos de seco, una decisión a todos luces errónea –si lo que pretendía era mejorar su registro- visto que antes Valentino Rossi había hecho la misma prueba y había fallado estrepitosamente en la búsqueda de un buen tiempo. Aunque esa ‘apuesta’ no lo fue tanto, porque lo que realmente buscaba era entender cómo podrían comportarse esos neumáticos lisos si este domingo los pilotos terminan encontrándose una de esas carreras raras, con la pista húmeda pero amagando con secarse, o si se da el caso de que nos encontremos con otra prueba ‘flag to flag’, esas que dejan la opción de entrar a cambiar de moto. «No lo digo, que luego lo escribís y sale publicado… Ves cosas, sensaciones encima de la moto. Es por si acaso, por si hay posibilidades de que haya un ‘flag to flag’, y al final ves cuánto aguanta un neumático liso y cuánto no», avanzó Márquez. Una estrategia asumida conociendo la importancia de esta carrera, para la que se había marcado salir, como mínimo, en una de las dos primeras líneas.

«Cuando la pista está como esta tarde se hace muy difícil rodar», reconoció Dovizioso, noveno en el cronometrado. «Así es complicado trabajar. El problema del oficial han sido las condiciones de la pista, porque se iba secando pero seguía con muchos charcos. No la tenía del todo controlada tal y como estaba», admitió. El italiano se presenta como el principal rival de Márquez en una carrera que, a priori, se espera que sea en mojado, aunque no cuánto, la clave para los pilotos. Y sea cual sea la cantidad de agua en pista las dudas seguirán siendo las mismas para Viñales, un piloto que se asoma al precipicio de perder sus opciones de pelear por el título de la clase reina en su primera temporada con Yamaha, marca que no ha conseguido llegar con una moto competitiva a la segunda parte de este 2017. «Me esperaba mejorar», reconoció el tercero de la general, que continuó con el mismo relato que empezó este jueves, antes de que las motos rodasen y cuando ya se esperaba que el agua protagonizase el fin de semana. «Hay que tener esperanzas y yo ayer las tenía. Creía que hoy podíamos mejorar y estar delante y ser competitivos. Pero si no lo hemos resuelto durante todo el año... no se puede hacer en un día».

El agua también fue la ‘enemiga’ de Joan Mir, que se presentará a este domingo en una situación poco cómoda para cerrar el Mundial de Moto3. El mallorquín terminó decimocuarto, aunque saldrá vigésimo, al tener que cumplir con una sanción que Dirección de Carrera le impuso tras la carrera de Aragón. Esto con sus dos rivales muy por delante –Arón Canet saldrá tercero y Romano Fenati sexto-, en un problema menor si se tienen en cuenta los 80 puntos que tiene de ventaja en la clasificación. Un margen con el que podrá jugar en esta o en las siguientes carreras para cerrar el primero de los tres Mundiales en juego. Los otros dos, por ahora, tendrán que esperar, aunque Japón puede dejar muchas más pistas acerca de cómo puede culminar este 2017.

Fotos

Vídeos