Motociclismo

Iñigo Iglesias, 'Il dottore' de Errenteria

Ilusión. El piloto errenteriarra Iñigo Iglesias, en el circuito de Montmeló, en Barcelona.
Ilusión. El piloto errenteriarra Iñigo Iglesias, en el circuito de Montmeló, en Barcelona. / DV

El joven piloto guipuzcoano, de 15 años, vive en Valencia, corre en la categoría Premoto 3 y es fan de Rossi

ENRIQUE ECHAVARREN

Iñigo Iglesias es una de las grandes promesas del motociclismo guipuzcoano. Nació en Errenteria hace quince años y su pasión por las dos ruedas comenzó por casualidad. «A mi tío le tocó una minimoto en una tómbola en la ferias de Pasaia. La tenía muerta de risa en el garaje, no sabía qué hacer con ella y un día mi aita me dijo en broma que me montara. Tendría siete años. Me gustó», recuerda. Ese mismo día, un gusanillo recorrió su cuerpo. La moto se ha convertido en su modus vivendi, en su única obsesión. El objetivo es ser piloto profesional en el futuro. Ser más rápido que nadie en los circuitos, como su ídolo, Valentino Rossi 'Il dottore'.

En su familia, pese a ser aficionados al deporte de las dos ruedas, nadie lo había practicado. Iñigo se apuntó al Campeonato Navarro con el consentimiento de sus progenitores. «Mis padres me han apoyado en todo desde el principio, han sido una gran ayuda para mí. No puedo quejarme, siempre han estado conmigo. Saben que es mi vida», dice agradecido. Mide 1,70 y pesa 53 kilos.

La minimoto se le quedó pequeña, lógico, y adquirió una MiniGP de 160 cc para participar en el Campeonato de España de minivelocidad. «Las motos pasaron de ser un juego a un sueño. Y de un sueño a un trabajo, con sus horarios y sus entrenamientos. El sueño nunca ha desaparecido de mi cabeza».

Hace cuatro meses tuvo que tomar una de las decisiones más importantes de su vida. Se trasladó a vivir a Valencia para dedicarse en cuerpo y alma a su pasión. «En Euskadi apenas había competiciones en nuestras edades, ni circuitos donde correr. Tenías que desplazarte a Los Arcos los fines de semana», afirma.

Entrenar y estudiar

Ingresó en la escuela KSB Sport, un centro deportivo de alto rendimiento específico para pilotos de motociclismo y compagina los entrenamientos con los estudios. Cursa tercero de la ESO. «Entreno martes y miércoles a jornada completa y viernes y sábado por las tardes. Mis compañeros me pasan los apuntes para que no pierda el hilo».

Y se marca como objetivo «acabar primero Bachillerato. Nunca voy a dejar de lado los estudios, lo tengo muy claro. No he decidido aún si haré una carrera. Mis preferidas son Arqueología, Historia y Física y Química. Me gusta aprender y conocer cosas nuevas, hacerme preguntas y ser capaz de responderlas», señala.

El piloto errenteriarra se aloja en una residencia de estudiantes con una disciplina casi espartana. «La mayoría es gente que llevan mal los estudios y son muy estrictos. No dejan jugar a la play station, ni ver la televisión. El uso del móvil está restringido a ciertas horas. En mi caso son más flexibles, pero no me quejo».

Disputa el Campeonato de España de velocidad con el equipo JB IMC en la categoría Premoto 3. Debutó en abril en Valencia, acabando en decimoquinta posición. Después, en mayo, llegó Montmeló, en Barcelona, donde quedó decimocuarto, en Lleida fue de nuevo decimoquinto y el fin de semana pasado acabó decimotercero en Los Arcos. Sus próximas citas son Aragón y Albacete. Concluirá temporada en octubre en Jerez y no se rinde, como Valentino Rossi...

Temas

Motogp

Fotos

Vídeos