GP de Malasia

Dovizioso aprieta a un sólido Márquez

Andrea Dovizioso. / Foto: Mohd Rasfan (Afp) | Vídeo: Eva Frías/Photocall3000

El italiano y el español, que piensa en «cómo ganar la carrera, y no en ser quinto», se mostraron muy superiores al resto en agua

BORJA GONZÁLEZSepang

«Ha sido un buen día para nosotros, pero no de los mejores. Es un fin de semana en el que no se trata de exagerar, si no simplemente de hacer lo que sientes encima de la moto. Es cierto que esta es una de las pistas en las que nosotros cada año sufrimos un poco y donde Ducati va rápido. Lo tenía marcado así antes de la ruta asiática y se está demostrando. Dovi está usando la estrategia que le queda, que es atacar en todos los entrenamientos para intentar ganar la carrera el domingo». Marc Márquez afrontó un primer día un tanto extraño en Sepang. Con un primer entrenamiento en seco aunque con algo de humedad en los primeros minutos, lo que dejó menos tiempo para trabajar en esas condiciones; con un segundo en mojado en el que enseñó un buen ritmo aunque un punto por debajo del de su rival, Andrea Dovizioso, que encaró el arranque del Gran Premio de Malasia con bastante agresividad, lo que le permitió presionar al líder liderando ambas sesiones.

Más información

«Creo que Márquez ha sido el más rápido en seco, aunque luego los tiempos han bajado una vez que los pilotos han empezado a montar el neumático blando al final de la sesión», analizó Valentino Rossi sobre ese primer entrenamiento en un fin de semana en el que se espera una climatología muy fluctuante. Es por eso que todos deberán aprovechar al máximo cada segundo en pista para tener todo lo más claro posible de cara a la carrera, pase lo que pase el domingo.

«Estas temperaturas nos ayudan un poco más», explicó Álvaro Bautista, segundo en el global de la jornada, lo que confirmó el potencial de Ducati en el largo trazado asiático, que destaca por las altas temperaturas y la asfixiante humedad. «Yo creo que no», dijo no obstante el talaverano sobre el dominio de la moto italiana, sobre todo en mojado, donde Márquez fue el único representante de Honda entre los diez primeros –el segundo mejor con la moto japonesa fue Jack Miller-. «Ahora no hay una pista que sea de una moto u otra. Básicamente es el trabajo que se hace de puesta a punto, especialmente con los neumáticos, que es la pieza clave», destacó Bautista. Ese factor es el que sigue marcando el día a día de muchos pilotos: entender cómo pueden funcionar en distancia de carrera marcará cómo pueda ser ésta.

«La moto en agua funciona bien casi en cualquier tipo de condición, y Marc está confirmando sus condiciones en este momento ‘top’, en el sentido de que marca la diferencia con respecto a otros pilotos de Honda», reconoció Dovizioso sobre su rival, una vez que ambos se mostraron muy superiores al resto en agua. «Están yendo bastante rápido en agua los dos este año. Es una cuestión de feeling», apuntó Maverick Viñales, que tiene en mente pelearle el subcampeonato a Dovizioso –les separan 17 puntos-. «Si quiero intentar alcanzarle tengo que ir a por la carrera y salir al máximo desde la primera vuelta», explicó el de Yamaha, cuarto este viernes, en un objetivo que se mezcla con el de los dos que aspiran a llevarse el campeonato. «Se corre al cien por cien, se corre igual que en otras carreras. Al final hay que intentar estar por delante de tus rivales, como en Australia. Si hay que ser agresivo y atacar, se hace», destacó Viñales.

De inicio, Dovizioso aplicó en Sepang la estrategia de presionar a su rival, con la buena noticia de estar bien rodeado por el resto de Ducati, cuyos pilotos recibieron hace unas semanas el mensaje de la fábrica de no perjudicar a su líder en la pelea por el título, pese a que este prefiera lograr sus objetivos por sí mismo. «En Australia ya habían hablado algo. Esto es un ‘paddock’ y se sabe. Yo dependo de mí mismo y esa es la suerte que tengo. Y en Honda no se ha hablado de ello, te lo digo yo», confesó Márquez con una medio sonrisa. «Márquez está acostumbrado a ser casi siempre primero. Por eso hacer primero y primero es positivo para nosotros. Aunque pensar en meterle presión cuando tiene 33 puntos de ventaja no es lógico, pero es cierto que todo puede suceder. Como dije ayer, hasta el final no se puede decir nada», advirtió Dovizioso. Un plan que siguen a rajatabla en su box, donde aún mantienen la esperanza de llegar vivos hasta Valencia, opciones que pueden incrementarse si las condiciones se mantienen con este nivel de incertidumbre. «Todo depende de qué condiciones haya en la pista, pero yo el viernes estoy trabajando en pensar cómo ganar la carrera y no en cómo hacer quinto», replicó Márquez al mensaje del ganador aquí en 2016 –en mojado-.

Fotos

Vídeos