MotoGP

Aspar: «Estoy aquí porque esto es mi vida, me lo ha dado todo»

Jorge Martínez Aspar.
Jorge Martínez Aspar. / Rafa Marrodán (Photocall3000)

El expiloto expresó su punto de vista como profesional tanto encima de la moto como desde los despachos

EVA FRÍAS (PHOTOCALL3000)

Como todos sabemos, crear un equipo no se hace de la noche a la mañana, sino que es un progreso lento que con los años vas dando forma hasta llegar al objetivo. Hoy hemos tenido la oportunidad de hablar del tema con Jorge Martínez Aspar (Alcira, Valencia, 29 de agosto de 1962), campeón del mundo en cuatro ocasiones y propietario del equipo Aspar Team, único equipo español en MotoGP, con estructura también en la categoría de Moto3.

«Comencé en el año 92 cuando yo todavía era piloto, pensé en crear mi propio equipo para cuando dejara de pilotar. En aquel momento iniciamos en la categoría de 125 y poco a poco fuimos creciendo, llegamos a 250cc, posteriormente arrancamos con la escuela de pilotaje de Valencia en 2009 hasta llegar a 2010 a Moto3, Moto2 y MotoGP», comenzaba Aspar. «Ahora estamos en moto3 y MotoGP además de la escuela de pilotaje en Valencia, más el campeonato de España y el campeonato del mundo junior del Mundial. Este es el tercer año que no estamos en Moto2, teníamos a Nico Terol y Jordi Torres, no iba mal, pero con los años de crisis económica y otros temas decidimos quedarnos con Moto3. Para nosotros tenía más sentido la categoría pequeña porque al tener la escuela de pilotos, el Campeonato de España, el FIM…era como la escalera lógica, llegar al mundial en Moto3. Nos gustaría volver a Moto2 y ojalá que en 2019 podamos hacerlo. Esa es la idea, si en 2018 damos un paso adelante en todo lo que queremos».

Es evidente que en un equipo, el piloto no lo es todo. Hay muchísima gente trabajando duro para que todo funcione, como bien nos contaba Jorge: «No es nada fácil gestionar tantas estructuras, pero lo primordial es tener un gran equipo humano, tanto la parte de mecánicos, técnicos, pero también la dirección, tener un buen director general, director deportivo… Al final no dejamos de ser una empresa y somos unos 60 y pocos ahora mismo».

A pesar de que a nivel exterior se vea la diferencia entre categorías, la realidad es que a la hora de gestionar no cambia nada, debe de ser lo mismo para unos u otros. «Al final la gestión del equipo de Moto3 y el de MotoGP viene a ser lo mismo. La diferencia está en la tecnología, el material… y que es evidente que en la categoría reina necesitas más personal, pero la atención a nivel de gestión debe de ser la misma, sin priorizar de alguna forma». Si bien es cierto que en MotoGP debe haber siete personas por piloto y cuatro en Moto3, pero el sistema de trabajo es muy parecido.

Lo que la gente no ve son las horas y horas que hay que dedicar a la búsqueda de patrocinadores, una de las cosas más complicadas de la gestión de dirección para crear un equipo: saber vender tu equipo, tus pilotos e incluso, tu palmarés.

«Es la parte más complicada, el poder conseguir los presupuestos suficientes para tener el material necesario, los hospitalities, las estructuras… Además, no cabe duda que cuando los resultados son buenos, todo eso es mucho más fácil… Nosotros ahora mismo estamos en un buen momento en MotoGP y en cuanto a Moto3, sinceramente, el año pasado fue una temporada muy buena con Jorge Martín y Pecco Bagnaia y este año las cosas no están saliendo como nos gustaría. Cuando eso sucede tienes que luchar muchísimo y trabajar mucho más para tener un proyecto para el año siguiente. A nivel de convencer a los sponsors pues… tirar de palmarés, de historia del equipo. Tenemos mucha confianza en que el año que viene vamos a crear un proyecto ganador».

En el término de gestionar un equipo… también entra el darse cuenta cuando has fallado o no al elegir un piloto. «No es fácil, la verdad es que nosotros no hemos fallado mucho pero evidentemente hay un apartado que es el psicológico, o el de una lesión…. que eso merma muchísimo una temporada de un piloto, pero no sólo es un tema concreto de él mismo, a veces. Aunque por otra parte, en momentos complicados también ves como reacciona el piloto ante las dificultades, si tiene casta luchadora o ganadora, se ve. Porque cuando todo es bonito y tienes la mejor moto, todo es fácil. Pero cuando tu no tienes una moto ganadora y tienes que luchar más es cuando realmente marcas la diferencia».

Con el paso de los años, las cosas cambian. «A nivel de estructura de equipo no ha cambiado tanto, se necesitaban las mismas personas antes que ahora, es decir, cuando hablamos de mecánicos, telemétrico, encargado de ruedas.. A nivel de hospitalities si que ha cambiado muchísimo, antes llevabamos un camión con una carpita, ahora hay estructuras impresionantes».

La llegada del 'coach' o el numeroso entorno del piloto ha dificultado la gestión del equipo. «Si que es cierto que hay unos apartados, como el tema de los pilotos, es algo que ha cambiado muchísimo. Antes eran ellos los que se hacían a si mismo y ahora son muy estructurados... el piloto, el preparador, el asistente, el psicólogo, han entrado una de posiciones alrededor del piloto increíble. Ha cambiado muchísimo».

No cabe duda que todo esto ha profesionalizado el deporte, pero también ha dificultado la gestión de un equipo para la dirección de éste. «Esto ha vuelto el deporte más profesional pero por otra parte, de alguna forma, se está deshumanizando y esto complica un poco más la gestión. Antes la relación con el piloto era mucho más directa. La parte más humana, más sensible, más cercana al piloto, se ha perdido».

Actualmente, el piloto recibe muchas opiniones de su entorno. «Cuando yo empecé a correr, para mí había dos referentes claros que eran Ángel Nieto y Ricardo Tormo y lo que ellos decían iba a misa. Hoy esto no es así. Yo hablo con los pilotos y la verdad es que me escuchan mucho pero yo siempre les digo que ellos pueden tener una idea determinada de hacer las cosas, pero les muestro otra y digo "prueba la tuya y si no te va coge la mía". «Creo que es bonito tener un respeto por aquellos que han sido campeones del mundo y es lo que me gustaría que cogieran los que pilotos que vienen».

Cuando el motociclismo es tu pasión, por mucho que quieras, no puedes bajar el pistón, no puedes dejarlo, es como una droga, y así nos lo ha confirmado él mismo: «Con el paso de los años te planteas si bajar un poco el ritmo pero te das cuenta que es imposible. La verdad es que llevo muchísimos años, 38 que empecé a competir, 34 dentro del mundial y el equipo tiene 25 años. Estamos luchando mucho y tenemos un plan de futuro realmente bonito, me sigo ilusionando por los proyectos como el primer día, como el proyecto de la escuela porque veo que empiezan a aparecer frutos, tenemos chavales muy buenos».

Esto no se frena, España hace años que es referencia en el Mundial de motociclismo, con mucha historia detrás. «Todo lo que sea seguir sembrando, pilotos de la comunidad Valenciana o digamos que en general, españoles… Afortunadamente hoy hay muchos factores que hacen que España sea la primera cantera del mundo en motociclismo. En su día era Estados Unidos, después Italia, también Japón… Pero la que lleva más años es España y los mimbres que hay ahora son muy sólidos y muy buenos. Además lo que hace Dorna es enorme, fomenta y apoya la base del motociclismo». Y concluía: «A todos aquellos que se lamentan de que España manda mucho… que se fastidien, porque todavía queda mucho».

Temas

Motogp

Fotos

Vídeos