Honda, el peor enemigo de Alonso

Fernando Alonso, en el circuito de Spa.
Fernando Alonso, en el circuito de Spa. / EFE

El futuro del español en McLaren pasa por una ruptura del equipo con el motorista japonés y los abogados trabajan en la resolución del contrato por la vía judicial

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

Fernando Alonso se las prometía muy felices cuando firmó su regreso a McLaren. El equipo británico había vuelto a aliarse con Honda, y los recuerdos de la época de Ayrton Senna y Alain Prost se hicieron muy presentes y casi ‘leit motiv’ del proyecto. Ni esta McLaren, ni esta Honda, son aquellas, y hoy hace aguas por todas partes.

No es una novedad ver a Alonso abandonar en un gran gremio. Defendiendo los colores de McLaren, ha acabado fuera 19 veces, 18 de ellas entre 2015 y 2017, de momento. La cifra no es ni mínimamente aceptable, ya no para un bicampeón del mundo de Fórmula 1 y considerado uno de los mejores de la parrilla, sino para un equipo con alcurnia, recursos y personal bien capacitado. Es Honda el problema. Nadie más.

Nadie mejor que el propio Alonso para describir las sensaciones: «Vergonzoso, esto es vergonzoso». Ese grito desesperado en boca del asturiano habla más y mejor que cualquier excusa, explicación o intento de paño caliente que pongan sus jefes. Más cuando, según admitieron después de la carrera de Spa, no encontraron ningún problema ni dato que argumentara ese fallo de motor, sino que sólo fue una sensación que tuvo Alonso al notar que el coche no se comportaba correctamente.

Lo que era un secreto a voces en el ‘paddock’ se da por hecho en todos los medios de comunicación, algunos con muy buenas fuentes dentro de McLaren. La publicación alemana ‘Auto Motor und Sport’, más conocida como ‘AMuS’, habla de ultimátum de Alonso al equipo: si sigue Honda, él se va. No hay vuelta atrás. El piloto español está muy harto de estar constantemente en el foco por los abandonos día sí y día también y por eso ha pasado la responsabilidad de su decisión a los jefes de su equipo: o echan a Honda o se marcha.

A los tribunales

La situación está totalmente bloqueada, y todo apunta a que si se resuelve va a ser por las bravas. Los abogados de McLaren llevan desde finales de la pasada primavera estudiando los intrincados contratos que tienen firmados con Honda. El acuerdo expira en 2021, un tiempo inaceptable salvo un cambio que exigen aficionados, pilotos y hasta algunos ejecutivos de la propia McLaren.

Irónicamente, ha sido la misma normativa de la Fórmula 1 que propició el regreso de Honda junto a McLaren la que les mantiene atrapados. La regla dice que cada motorista no puede suministrar a más de tres escuderías, lo que de facto obliga a Honda a seguir con McLaren: Mercedes suministra a Williams y Force India; Ferrari a Haas y Sauber; y Renault a Red Bull y Toro Rosso. Para McLaren, el anuncio de que Sauber rompía el acuerdo firmado con Honda para 2018 fue un jarro de agua fría: la salida del laberinto se derrumbaba. Así que ahora ya están preparando la previsible denuncia judicial con la que pretenden resolver el caso.

Desde McLaren están presionando a la FIA y a los responsables de la Fórmula 1 para que dicha norma se elimine, lo que les quitaría una importante traba para quitarse de encima a Honda. Otro asunto es el contrato que deben resolver. Los japoneses tienen invertido mucho tiempo y dinero en su proyecto en la Fórmula 1, aunque de momento dicho proyecto haga aguas por todos lados. La comisión delegada a la creación de un proyecto grande en la máxima categoría de los monoplazas está puesta muy en entredicho dentro del seno de la propia Honda, pero aún quieren seguir.

El tiempo corre en contra de McLaren, y de su interés en mantener a Alonso. El español tiene claro que su punto de no retorno es octubre. Si por entonces no se han deshecho de Honda, el piloto dejará el equipo y aceptará alguna de las alternativas que tiene encima de la mesa. Los de Woking tienen muy claro que Alonso es su principal activo, muy por encima de Honda. Sin él, y con los actuales motores, no sólo no van a dar el salto de calidad que esperan, sino que pueden empeorar mucho la ya de por sí desastrosa situación. Italia, un país donde el asturiano siempre se ha sentido como en casa, será otro paso en la procesión de penitencia.

Fotos

Vídeos