Diario Vasco

FÓRMULA 1

Cuarenta días en el desierto hasta Indianápolis

Fernando Alonso, en Baréin.
Fernando Alonso, en Baréin. / EFE
  • Alonso alternará su preparación para las 500 Millas con la disputa de los test de Baréin y los grandes premios de Rusia y España

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Fernando Alonso afirmaba después del tercer abandono en tres carreras que pensar en la cita de Indianápolis iba a ser un soplo de aire fresco, pero hasta que llegue el 28 de mayo en el que incluso los que estén en Mónaco van a mirar hacia Estados Unidos, tendrá que atravesar en el desierto los 40 días que le separan desde este martes a ese día. Lo primero, esta misma semana. Este martes los monoplazas volverán a ponerse en marcha en Baréin, donde McLaren hizo otro ridículo espantoso (sólo hubiera sido peor si hubieran roto los dos al principio, y les ‘falló’ Alonso).

El piloto asturiano no estará en el coche, sino que será el probador Oliver Turvey este martes y Stoffel Vandoorne el miércoles, ya que este último ni siquiera pudo rodar ni un kilómetro el domingo, y para lo que rodó el resto de días, mejor que saque kilómetros de donde sea. Alonso recibirá el correspondiente ‘feedback’, pero estos días va a esta pegado al ordenador y el teléfono. Mientras en McLaren intentan probar cosas nuevas (Honda se permite el lujo de ensayar con algunas piezas nuevas, cuando ni siquiera sabe qué ha fallado en el actual motor), Alonso estará en contacto con los ingenieros, técnicos y el resto del equipo que forman Andretti Autosport.

El primer contacto le servirá para conocer un poco más del coche que va a llevar. Su comportamiento, reacción, aceleración, agarre… Todo eso hasta que no se ponga al volante no lo va a conocer del todo, pero lo que le puedan contar desde Andretti será bienvenido. Mario Andretti, ex campeón de F1, ganador en Indy y padre del jefe del equipo, Michael (que también corrió en Fórmula 1, aunque con más pena que gloria), afirma que tienen un plan de adaptación para que Alonso se adapte. «Primero lo meterán en el coche con mucha carga aerodinámica y él puede pensar, ‘Oh, es muy suave’, pero según empiece a ganar confianza, gradualmente, se reducirá la carga aerodinámica, se acostumbrará a que el coche se mueva un poco más, luego un poco más y así sucesivamente», afirma el único hombre en ganar las 500 Millas de Indianápolis, las 500 Millas de Daytona y el Mundial de Fórmula 1.

Alonso deberá demostrar esa cualidad que tanto se le ha elogiado en toda su carrera deportiva, tanto en Fórmula 1 como antes: la inteligencia para prever los imprevistos. Aunque esta cualidad no la ha mostrado a la hora de tomar las decisiones de a qué equipo debe ir, en cada gran premio ha sabido esquivar y entender bien lo que iba a pasar. En la Indy este factor es fundamental: los coches de seguridad (allí son ‘pace car’, no ‘safety car’) están prácticamente garantizados. Físicamente nadie tiene dudas de que aguantará las en torno a tres horas que estará en el coche. Si sabe cómo gestionar los rebufos, algo que fuera de toda duda conoce bien, el desgaste de los neumáticos y el combustible, Alonso tendrá opciones de dar la campanada.

Un novato ilustre

Para prepararse, Alonso tendrá dos semanas de entrenamientos. Entre el 15 y el 19 de mayo, justo después del Gran Premio de España de Fórmula 1, habrá una primera semana de entrenamientos. El mismo lunes 15, Alonso se someterá al ‘Rookie Orientation Program’, un entrenamiento específico de dos horas para los novatos y los pilotos veteranos que hayan pasado varios años sin correr en el mítico óvalo. Tendrán que demostrar que son capaces de alcanzar una velocidad media óptima: primero tendrá que rodar en 337-345 km/h, después en 345-353 km/h y después por encima de los 353 km/h, en varias tandas. Se presupone que Alonso los pasará sin problemas, y en ese momento participará en los entrenamientos con normalidad, tanto esa semana como la siguiente, y, de ahí, directo la carrera del día 28.

Antes de que llegue ese día 15, Alonso deberá prepararse para el GP de Rusia, que adelanta su fecha con respecto a los últimos años para disputarse en plena primavera, y después el GP de España, una cita siempre especial donde Alonso se dará un baño de masas que, este año más que nunca, necesita para recordar por qué la Fórmula 1 le apasiona y qué es capaz de arrastrar, antes de centrarse al cien por cien en su intento de hacer historia otra vez.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate