Diario Vasco

gp de baréin

Alonso, deseando tomarse el respiro de las 500 Millas

Fernando Alonso.
Fernando Alonso. / Andrej Isakovic (Afp)
  • "Indianápolis vendrá bien para refrescar un poco la cabeza", asegura el piloto asturiano

La impotencia (en el sentido de falta de potencia) que sufre Fernando Alonso en cada carrera es tan desesperante que ya ni se enfada. Cuando se bajó del McLaren tras abandonar por tercera carrera esta temporada, se tomaba con relativo optimismo lo que había vivido: no puede hacer mucho más.

«Ha sido una carrera difícil, arañando dónde podíamos aquí y allá, rozando los puntos, pero no hemos sido capaces de ganar nada de este Gran Premio. Somos demasiado lentos, tanto en clasificación como en carrera», se lamentaba el asturiano. El problema es que no entiende cómo le podían cazar tan fácilmente sus rivales. «En las rectas miraba el retrovisor, veía que estaban a 300 o 400 metros, cambiaba cosas en el volante y escuchaba instrucciones y, al llegar a la frenada, me parecía imposible que ya estuvieran allí», se sorprendía.

Ahora toca pensar en la carrera de Rusia y en empezar a preparar el gran proyecto a corto plazo, las 500 Millas de Indianápolis. Alonso empezará a tomar contacto con la telemetría, los primeros datos del coche que va a llevar y a hablar con los ingenieros y técnicos con los que intentará hacer historia. «Vendrá bien para refrescar un poco la cabeza», afirmaba.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate