Diario Vasco

FÓRMULA 1

McLaren regresa a sus orígenes para volver a ser grande

gráfico

El nuevo McLaren de Fernando Alonso. Reuters

  • El nuevo MCL32 estrena colores, ganas de crecer y un diseño razonablemente conservador con respecto a lo visto en Mercedes y Ferrari

Una nueva era… en la que vuelve al inicio de todo. Bruce McLaren, fundador de la hoy mítica escudería británica, pilotó el primer coche bajo su firma con un color naranja que tiene nombre propio, el naranja Tarocco. Se acabó el gris que tan malas sensaciones dejó en el regreso del matrimonio con Honda, como si el color fuera clave para que el rendimiento cambie. En Woking ha salido a la luz el MCL32, bajo una gran expectación. Zak Brown, máximo responsable de la escudería en la que ya no queda casi nada de Ron Dennis, ha emprendido un nuevo camino en el que quiere que sea el primer día de una nueva era. Fernando Alonso y el novato Stoffel Vandoorne tendrán que ponerse al volante de un coche que, a poco que mejore lo visto en años pasados, se convertirá en un habitante constante de la zona media-alta de la tabla, siempre que el trabajo haya sido el adecuado en este invierno.

La ambición de la escuadra británica es total, aunque con los pies en la tierra. Saben que por mucha fanfarria con la que estrenen el nuevo coche, el objetivo sigue siendo crecer y, sobre todo, dejar atrás dos años oscuros en los que acabar era un éxito, y acabar entre los puntos algo que celebrar como si fuera una victoria. «La incorporación de unos llamativos colores naranjas y negros refuerzan la noción de que nos estamos distanciando del predecesor más inmediato, pero son los detalles de ingeniería del MCL32 lo que realmente me impresionan», admite Eric Boullier, jefe de la escudería. «Hay una sensación en la fábrica de que estamos a punto de pasar página. Nuestra relación con Honda ha florecido, hay una verdadera sensación de camaradería en todo lo que hacemos ahora y creo que estamos todos muy emocionados respecto a lo que podemos conseguir juntos este año», dice un Boullier que no quiere ponerse metas fijas.

Se acabó el ‘size-0’

En el tercer año de la nueva asociación de McLaren con Honda, el monoplaza fabricado en Woking tiene algunas soluciones aerodinámicas que sorprenden. Por un lado, han obviado el ‘ala T’ que probó Mercedes y que se ha implementado en el otro coche presentado este viernes, el Ferrari SF70H. En su lugar, cuentan con una visible ‘aleta de tiburón’ en la parte trasera del cockpit, más estrecho que el de años anteriores, como así también la toma de aire superior. Por el contrario, a diferencia de los Mercedes, las tomas laterales son más bien amplias, así como la trasera general del monoplaza. Tras dos años de fiascos y problemas para embutir las unidades de potencia Honda, han acabado por rendirse y dejar atrás la filosofía del ‘size-0’: este es el coche, con diferencia, con la trasera más ancha de los presentados hasta el momento.

Las suspensiones, un elemento clave desde el punto de vista aerodinámico, se han trabajado a fondo, si bien son más conservadoras que las mostradas por Mercedes en sus primeras vueltas. El alerón delantero cuenta con varias alturas, que llevan hasta el límite la nueva reglamentación. En definitiva: el diseño del McLaren MCL32, a diferencia de su color, no arriesga demasiado, aunque todo apunta a que el nuevo monoplaza estará listo para dar un ligero salto y pasar de pelear, al menos, por la 6ª o 7ª plaza y no por la 10ª o 11ª.

Buena parte de esas opciones pasarán por el rendimiento de Honda. Tanto desde Ferrari como desde Mercedes y Renault, los otros motoristas del campeonato, apuntan a que el fabricante nipón habrá dado un salto con respecto a lo visto en años anteriores, donde eran con diferencia el más débil de los cuatro. Los cambios con respecto al motor de 2016 son muy concretos: «Honda ha hecho modificaciones importantes en el concepto y diseño de nuestro motor de 2017, el RA617H. Los principales han sido disminuir el peso y bajar el centro de gravedad, para mejorar el equilibrio del coche, a la vez que generar más potencia del motor de combustión interna», asegura Yusuke Hasegawa, máximo responsable de Honda y, a la vez, máximo señalado en caso de que otro año más no haya la potencia esperada. Las primeras pruebas de los test de Montmeló se antojan vitales para comprobar si, realmente, el McLaren MCL32 es más que un coche con un color distinto, como han prometido desde la escuadra británica.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate