Diario Vasco

MOTOR

Luis Chillida vuelve a sufrir en Mauritania

Luis Chillida, Admet Kenku y Pedro Hernández, tras reparar el motor de su vehículo.
Luis Chillida, Admet Kenku y Pedro Hernández, tras reparar el motor de su vehículo. / DV
  • Tuvo un golpe que le obligó a esperar a la asistencia para seguir en el África Eco Race

Luis Chillida volvió a comprobar ayer la dureza del África Eco Race. Solventada la segunda ruptura del motor que le obligó a saltarse la etapa de la víspera con la consiguiente penalización de tiempo, el donostiarra debió ser nuevamente asistido en la novena etapa entre las localidades mauritanas de Azougui y Akjoujt.

Durante la reparación efectuada el martes en Naukchot, el Donosti Team recibió la colaboración del vicepresidente de la Federación mauritana de motor, Admet Kenku, que es marido de Lierni Galdos, una guipuzcoana que ha realizado varios proyectos de cooperación en el país africano. «Sin su ayuda, no estaríamos aquí», agradeció Chillida antes de partir hacia el campamento base, al que llegaron pasada la una de la madrugada de ayer. Unas horas más tarde, tomaron la salida en la primera de las tres jornadas por las duras dunas mauritanas hasta llegar el sábado a Dakar.

La especial, de 390 kilómetros, comenzó bien para el Donosti Team. Su buggy, el Herrator V8 Dakar, respondió sobre la arena y el tándem Chillida-Hernández acertó con la navegación en un terreno «donde orientarse es extremadamente difícil», aseguraron.

Así, en el primer punto de cronometraje, Chillida pasó en decimonovena posición, a 9:40 del francés Mathieu Serradori. Sin embargo, en el siguiente tramo sufrieron un golpe y debieron esperar la llegada de las asistencias, con la esperanza de seguir en competición.

Dakar: anulación y tragedia

La novena etapa del Dakar fue suspendida ayer con motivo del alud que el martes dejó al menos dos muertos, decenas de heridos y un millar de evacuados en Jujuy, provincia al noroeste de Argentina.

El alud se debió a las intensas lluvias caídas y anegó la zona por la qu el rally debía transitar ayer. La organización del Dakar colaboró con sus medios en las labores de salvamento.

Por su parte, el motociclista alavés Óscar Romero, único vasco en esta edición, abandonó la víspera por problemas mecánicos sufridos en su Yamaha 450.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate