Diario Vasco

MOTOR

Vilariño, a prolongar su reinado

Ander Vilariño, en plena carrera con su prototipo Norma M20FC de 2000 cc. que lleva motor Honda.
Ander Vilariño, en plena carrera con su prototipo Norma M20FC de 2000 cc. que lleva motor Honda. / DV
  • «Tenemos que puntuar y, solo con eso, ya somos campeones; y si no puntuamos, ellos tienen que ganar», afirma Ander

  • El domingo puede conseguir en Estoril la Challenge Europea de resistencia

Ander Vilariño, que el domingo cumplirá 37 años, tiene gasolina en las venas, metafóricamente hablando se entiende, después de una vida metido en coches de carreras y en los circuitos de medio mundo. Una trayectoria en la que sigue sumando títulos en diferentes modalidades.

Precisamente el domingo, en el circuito de Estoril, podría lograr su sexto título de Europa en la Challenge Europea de Resistencia junto a sus compañeros de equipo, los italianos Alain Ferté y Philippe Illiano, con los que conforma el equipo #2 TFT y un coche sport prototipo Norma M20FC CN 2.0L, que lleva motor Honda, chasis de carbono, mide 4,50 de largo y 1,87 de ancho, pesa 570 kilos, tiene seis velocidades y un motor de 2.000 cc.

«Lo tenemos fácil para ganar pero hay que ganar. Tenemos que puntuar y con eso nos vale para ser campeones. Estamos 27 coches y nuestros rivales llevan el número 22. Si no puntuamos, nuestros adversarios tienen que ganar. Si quedasen segundos, no les valdría de nada», explica Ander, que tiene los números de la carrera y de todo el campeonato, como siempre, en la cabeza. Sabe que sumaría su sexto título europeo en distintas modalidades.

«Hemos sido bastantes regulares, comenzamos muy bien, pero tuvimos problemas con el coche y nos vimos obligados a cambiarlo entero. Hemos ganado tres carreras y también hemos sido segundos, terceros y quintos. Ganamos las dos primeras pruebas porque tuvimos un punto muy bueno, habíamos trabajado mucho pero no evolucionamos nada bien. No acertamos con los reglajes del coche. Después de ganar dos pruebas, en las tres siguientes nuestro rivales se metieron por delante nuestro». Y comenzaron a cambiar cosas en el coche hasta que dieron con la tecla que les permitió ganar en las 6 Horas de Magny Cours.

Problemas en Mugello

Nos destripa Ander lo que hicieron con el coche: «Vimos que el chasis estaba tocado y cambiamos el coche entero. Lo probamos contra otro igual, con las mismas ruedas, y vimos que era medio segundo más lento, por lo que los triunfos del arranque nos llegaron por estar más rodados. Acertamos con los cambios». Donde más problemas han tenido a lo largo del año ha sido en Italia, en la carrera de Mugello, «en la que salvamos los muebles y gracias. En Magny Cours ganamos muy bien».

La Challenge Europea de resistencia pone a prueba a los pilotos y los coches: «Ha habido pruebas de cuatro horas, como en Le Mans, de seis horas y también de nueve. El mundo de la resistencia se mueve principalmente en Francia. Los premios finales se entregarán en París. Al final se hace duro. Es mucha tensión y muchas horas dentro del coche. Tenemos ganas de terminar y de ganar».

Primero quiere vencer y luego pensar en su futuro: «Me han ofrecido otras cosas y a mí me gusta probar experiencias nuevas. Cuando terminemos decidiré lo que hago, aunque lo más probable es que siga en este campeonato. La mayoría de equipos buscan pilotos que llegan con patrocinios y yo soy otro tipo de piloto».

Acabará cubriendo 15.000 kilómetros que «para un conductor normal pueden no ser muchos, pero para un equipo de carreras sí lo son». Inquieto, aventurero, el reto de cambiar de disciplina no lo descarta del todo: «La estrategia, la técnica es distinta en otras modalidades y es algo que me apetece mucho. Lo mismo que el desarrollo que requiere un coche, ves pilotos distintos».

Sus victorias y sus puestos de honor hablan de un corredor polivalente: «Me adapto bien a los coches, rápido. Comencé con 16 años corriendo en fórmulas. Gane carreras en la World Series Nissan. Hay algunos pilotos que son más especialistas que otros en algún tipo de coche. Yo soy regular en todos, pero me considero más piloto de fórmulas». Regular y, según lo que dicen los resultados, también ganador.

En Magny Cours se encontraron con que sus rivales pusieron tres coches en liza, uno de ellos, el número 21, con muy buenos pilotos como Matis Beche, «que comparte equipo con Nicolás Prost (hijo de Alain Prost) y Nick Heidfeld, que ha sido campeón mundial de resistencia y también ha pilotado en Fórmula Uno». Ander no lo comenta pero en Magny Cours, en la sesión de calificación, fue el único que bajó de 1:34, lo que le permitió obtener una ventaja de 127 milésimas con respecto a Matias Beche, que es piloto oficial en las 24 Horas de Le Mans y el WEC, donde habitualmente comparte coche con Heidfeld, Prost y Piquet Junior. Sus rivales Dannielou-Delafosse y Petersen se la tendrán que jugar a la desesperada en Estoril y eso siempre resulta peligroso sobre todo con un coche y un prototipo al que hay que mimar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate