Herri Kirolak

La ventaja de Etxeberria, inalcanzable para Zaldua

Zaldua, con cinta en la cabeza, y Etxeberria, saludan al público tras completar su desafío./JOSÉ MARI LÓPEZ
Zaldua, con cinta en la cabeza, y Etxeberria, saludan al público tras completar su desafío. / JOSÉ MARI LÓPEZ

El aizkolari de Ziga se impone con facilidad al navarro en el desafío de aizkora y carrera celebrado en la plaza de toros de Azpeitia

IÑIGO GOÑIAzpeitia

El aizkolari de Ziga Joxean Etxeberria se ha impuesto este sábado con facilidad a Xabier Zaldua en la apuesta que les ha enfrentado en la plaza de toros de Azpeitia. Zaldua tenía que cortar diez kanaerdikos y correr diez kilómetros, mientras Etxeberria tenía que correr 1,4 kilómetros menos. La ventaja del navarro ha resultado fundamental, ya que al final la renta ha sido de 5 minutos y 12 segundos a favor del ganador. Ha parado el reloj en una hora, siete minutos y 42 segundos, por la hora, doce minutos y 54 segundos que ha invertido el guipuzcoano.

El ganador se ha embolsado los 3.000 euros en juego por cada parte. La apuesta no ha levantado la esperada expectación y alrededor de 300 personas se acercaron a Azpeitia para ver en liza a dos deportistas de 22 y 41 años respectivamente. Y eso que el día ha sido inmejorable para la práctica deportiva, sin lluvia, sin frío y sin calor, aunque quizás la subida de temperaturas respecto a semanas y días precedentes sí que ha afectado a los organismos de los dos atletas.

La ventaja de Etxeberria, al final, ha sido considerable. Los cinco minutos y doce segundos equivalen a alrededor de un kilómetro y 100 metros de distancia, pero las apariencias pueden engañar. El joven de Ziga ha estado cerca de tirar por la borda todo lo que había construido, quizás debido a la inexperiencia. Cuando lo tenía todo de cara ha tenido que parar de correr y ha comenzado a andar. La sombra de la apuesta entre Larrañaga y Txikon ha volado sobre el coso taurino, después de comprobar que Zaldua también estaba sufriendo lo suyo en el trabajo a pie.

Pero no ha pasado a mayores. Etxeberria se ha recuperado del que ha sido un flato y ha seguido administrando bien la ventaja conseguida y ha superado a un zumarragarra, al que le han fallado las fuerzas. Sobre todo corriendo no ha llevado un ritmo sostenido y no ha marcado los mismos parciales de hace un mes.

Por delante desde el inicio

En el trabajo de aizkora la ventaja de Etxeberria ha aumentado, ya que ha cortado los diez kanaerdikos en un minuto y 39 segundos menos. Unido a que tenía que dar 14 vueltas menos, ha administrado esa ventaja ante un Zaldua con más altibajos que en el desafío que le enfrentó a Arria V. Y eso que Etxeberria también sufrió lo suyo corriendo.

La madera la ha puesto el navarro y realmente la ha llevado buena. Adecuada para un trabajo que no deja de ser de una exigencia media-alta. Ambos han competido este año en el Campeonato de Euskadi de segunda y Etxeberria quedó eliminado, mientras el guipuzcoano, subcampeón, ha ascendido a primera. Eso sí, las rentas en la eliminatoria fueron muy pequeñas.

Se pensaba que la pelea iba a ser igualada, pero no lo ha sido. Etxeberria a buen ritmo, cortando unos segundos por encima de los dos minutos por tronco, ha tardado 24 minutos y 53 segundos por los 26:32 de su contrincante. Es una buena marca y por compararlo, Arria V hizo 22:32 hace 28 días y Zaldua, en cambio, 25:08.

Antes de comenzar a cortar la diferencia era de alrededor de ocho minutos, si le sumamos los 1.400 metros de más que tenía que correr el de Zumárraga. Una renta enorme en un prueba que consta de cerca de 45 minutos para los aizkolaris.

Etxeberria ha reconocido al terminar que en los entrenamientos sufría mucho en la transición de la aizkora a empezar a correr, que su físico se resentía y por eso se lo ha tomado con calma.

Se ha sentado y se ha cambiado de zapatillas. Tener esa ventaja ayudaba a tomar su tiempo sin ponerse nervioso. Zaldua, en cambio, no podía perder ni un segundo. Tenía que empezar a recortar metros como fuera. Cuando ambos estaban corriendo, quizás embargado por el optimismo y verse bien, Etxeberria ha hecho algún alarde de acelerar para pasar al zumarragarra. Lo ha hecho en alguna que otra ocasión y esos cambios de ritmo los pagó.

Cuando nadie se lo esperaba ha empezado a decrecer su ritmo e incluso ha parado de correr y se ha puesto a andar. Nadie sabía lo que le ocurría cuando su ritmo de correr, el kilómetro, era algo menos de cinco minutos, se movía en los 4:50 más o menos. Por fortuna para sus intereses tampoco Zaldua iba con mucha reserva. No llevaba ese ritmo tan sostenido de marcar 4:20 el kilómetro, sino que ha andado con altibajos a una media cercana a los 4:40. Así era imposible recortar el hándicap con el que comenzó la apuesta.

Al final ha recortado alrededor de 400 metros, pero no era suficiente para ganar un desafío que se lo ha llevado con todo merecimiento y buena ventaja Joxean Etxeberria. Incluso a la par la apuesta hubiera sido mucho más igualada y emocionante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos