Hockey hielo

El Txuri planta cara al potente Jegesmedvek

Un lance del encuentro que el Txuri ha disputado este viernes ante el Jegesmedvek húngaro, en Brasov. /DVTK
Un lance del encuentro que el Txuri ha disputado este viernes ante el Jegesmedvek húngaro, en Brasov. / DVTK

Pese a caer 5-0 contra el equipo húngaro, los guipuzcoanos han competido y mañana (18.30) se miden al Brasov

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

El Txuri Urdin ha dado la cara en su estreno en la Continental Cup, este viernes frente al Jegesmedvek húngaro. Los guipuzcoanos han caído 0-5 contra el gran favorito de esta fase, que se disputa en Brasov (Rumanía). Los entrenador por Tito Marcelino vuelven a saltar mañana a la cancha para enfrentarse al campeón local, el Corona Brasov, otro equipo totalmente profesional. Cerrarán el domingo la competición contra el Estrella Roja de Belgrado.

«Han luchado mucho contra un equipo muy superior», se felicitaba hoy el entrenador del Txuri, Tito Marcelino, satisfecho con el rendimiento de los suyos. Hay que destacar también que dos de los goles del equipo húngaro han llegado en superioridad numérica.

El inicio del partido ha permitido ver a un Txuri muy competitivo ante un rival de más entidad. «Son muy fuertes», describía Marcelino. Al Jegesmedvek le ha costado siete minutos crear su primera ocasión aunque, eso sí, a partir de ese momento ha demostrado su nivel. En el minuto 9 ha llegado su primer gol, de la mano de Miskolczi. Tras abrir la lata, los húngaros han hecho sufrir a los guipuzcoanos, ya que han vuelto a marcar en el 14 (Magosi) y en el 17 (Colin Joe).

Lesión de Mrna

Lo peor de ese arranque del partido ha sido la lesión de Pavel Mrna. El checo del Txuri Urdin se ha lastimado en un hombro, lo que ha supuesto un inconveniente serio para el conjunto guipuzcoano.

En el segundo tiempo no ha cambiado demasiado la tónica, aunque el Txuri ha intentado aprovechar una superioridad numérica y ha creado dos ocasiones de gol. Sin embargo, el Jegesmedvek se ha sacudido la presión a base de contraataques. El Txuri ha sabido aguantar y competido de tú a tú largos minutos. De hecho, no ha sido hasta el 37 cuando los húngaros han podido volver a marcar (Sakaris). El Txuri no se ha arredrado y ha salido en busca de recortar distancias, osadía que los magiares le han hecho pagar: 46 segundos después del cuarto gol han hecho el quinto y definitivo (Joe, de nuevo).

El tercer parcial no ha tenido incidencia en el marcador. Los de Tito Marcelino buscarán de nuevo mañana ofrecer su mejor nivel. Se enfrentan al campeón rumano, el Corona Brasov, que sobre el papel también es superior al Txuri.

Fotos

Vídeos