MAS DEPORTES

Tati Garmendia: «Donostia necesita un pabellón multiusos»

Tati Garmendia apuesta por la organización de grandes eventos al considerar que hacen afición./ARIZMENDI
Tati Garmendia apuesta por la organización de grandes eventos al considerar que hacen afición. / ARIZMENDI
Tati Garmendia, gerente del Bera Bera

La propuesta de organizar el partido entre España y Alemania fue superada con nota por la respuesta del público

XABIER GALARTZASAN SEBASTIÁN.

Después de la brillante respuesta que tuvo el partido de la eliminatoria europea entre España y Alemania y el éxito que supuso en cuanto a organización y espectáculo, la máxima responsable del balonmano del Bera Bera, Tati Garmendia, tiene muy claro que para dar una debida respuesta a este tipo de propuestas es preciso que Donostia cuente con un pabellón multiusos.

-Estará satisfecha por cómo salió la organización y el desarrollo del España-Alemania.

-Súper satisfecha. Sabíamos que iba a estar lleno porque las entradas estaban vendidas con mucha antelación y por la demanda que hubo, pero no pensaba que iba a ver ese ambiente. Fue espectacular.

-Por lo tanto, ¿una experiencia para repetir?

-En Gipuzkoa, en deportes, el Bera Bera es un referente y en balonmano femenino en los últimos años también, nos falta que el balonmano sea deporte estratégico y lo digo en mayúsculas, porque tenemos jugadoras en lo más alto, como Maitane Etxeberria, Esther Arrojeria, Estitxu Berasategi... y está claro que nos gustan los grandes eventos. Ya hemos hecho una fase de grupos de la Champions y una previa, además del España-Alemania, y esto gusta. Por eso, acoger eventos de este tipo da gusto.

-¿Les desbordó la respuesta que tuvo la convocatoria?

-No sólo pienso que nos desbordó, sino que pienso que Donostia necesita un pabellón acorde a esas necesidades. Illunbe quizá se nos queda grande y el Gasca es demasiado pequeño, pero no sólo para nosotras sino también para otros deportes. En esta ciudad hay una asignatura pendiente que es disponer de un multiusos. En Illunbe pensamos en quitar los burladeros para poner una pista, pero quizá se nos queda demasiado grande. Además, habría que contabilizar el gasto que significaría llevar la instalación, de forma que nos hace falta algo intermedio. En el Gasca la pista entra por centímetros.

«Una vez que la lista de espera de entradas para el partido superó las 300 dejamos de contar»

-¿Saben cuánta gente quedó sin poder ver el partido 'in situ'?

-Una vez que la lista de espera empezó a superar el número 300 dejamos de contar, al esperar que en el último momento podrían salir entradas a la venta como así fue, pero sabíamos que por aforo no podíamos atender esa demanda y dejamos de apuntar.

-¿Qué aforo debería tener el demandado multiusos de Donostia?

-No sabría precisar una cifra. También hay otros deportes y cada uno tiene su público. Podría llegar hasta los cinco mil o más, pero ahí me pierdo un poco porque no sé con exactitud lo que mueve el baloncesto, por ejemplo. Nosotras ya sabemos que tenemos una convocatoria como mínimo de tres mil personas.

«La idea partió desde la Diputación y no dudamos nada cuando nos lo propusieron»

-¿Esta demanda la han tenido igual con el Bera Bera?

-Exactamente igual no, pero en la Champions hemos llenado el Gasca en más de una ocasión como el día del partido contra el Brest de Marta Mangué, pero es verdad que no se quedó gente fuera. Otro día que llenamos fue el partido de la Champions que jugamos con la camiseta de la Real Sociedad.

-¿Cómo surgió la idea de organizar este evento en Donostia?

-La idea partió desde Diputación, que fue quien nos ofreció la posibilidad de organizar este partido. Entendemos que tenemos la obligación de hacerlo por considerarnos un referente del balonmano y porque apostamos por los grandes eventos. Sin dudarlo dijimos que sí y para hacerlo hemos contado con la colaboración de la empresa Piolet, formada por deportistas, que se ha encargado de la búsqueda de patrocinio, entre otras cosas.

-¿Qué ha sido lo más duro?

-La tensión, al estar pendientes para que todo, hasta el último detalle, saliera bien, porque nos jugábamos nuestra imagen. Ha habido infinidad de cosas, desde una carpa en la que dábamos comida, servicio de bebida o juegos. Había que solicitar muchos permisos, asegurar la seguridad, la zona del dopaje, garantizar los entrenamientos... Tuvimos que cuadrar todo y estuvimos encima de todo.

-¿Dispusieron de tiempo?

-Nos lo plantearon con mucho tiempo de antelación, pero, luego, los últimos días fueron muy intensos. El esfuerzo fue mayor de lo esperado.

-También han tenido que contar con voluntarios.

-Sin duda. Que quede claro que sin los padres de las jugadoras, la gente de la base o de la División de Honor organizar esto hubiera sido imposible; además de Piolet, claro.

-¿Cómo calificaría la respuesta del público en la grada?

-Fue bestial. Es más, hablé con el seleccionador y con miembros de la Federación Española y me dijeron que lo del Gasca sólo se podía igualar a un partido jugado en Antequera, donde el ambiente fue parecido.

-¿Cómo vivieron el asunto del himno, antes y durante su escucha?

-Antes del partido, cuando vi ese ambiente tan bueno, en el que se aplaudía a las jugadoras en el calentamiento, ni me acordé; luego, cuando sonó el de Alemania, estaba un poco expectante y cuando se escuchó el español me quedé bien por la respuesta general, hubo algún pitido aislado pero pasó desapercibido. El público fue muy respetuoso y estaba más por disfrutar del partido.

-¿En su condición de exjugadora, no le dio un poco de envidia lo que vivió Maitane Etxeberria?

-Un poco no, ¡me dio muchísima! Ojalá hubiera tenido yo esta oportunidad. Sólo ver cómo estaba el pabellón era emocionante y te ponía los pelos de punta. Yo me emocioné. Jugar en tu casa y que digan tu nombre tiene que ser fantástico.

-¿Cómo le vio?

-Cuando la vi en la pista dije 'qué suerte' aunque supongo que estaría como un flan, porque no es lo mismo tener 20 que 28 años.

-Usted supera las cien internacionalidades. ¿Cree que Maitane podrá alcanzar o superar su cifra?

-Tiene cualidades para ello y no lo va a tener tan difícil porque ahora España juega muchos más partidos y está en los grandes eventos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos