Surf

Otro surfista guipuzcoano de 10

Rubén Vitoria es sacado a hombros por su amigo Mario Azurza, en el QS de Tenerife que ha ganado. / WSL / LAURENT MASUREL
Rubén Vitoria es sacado a hombros por su amigo Mario Azurza, en el QS de Tenerife que ha ganado. / WSL / LAURENT MASUREL

Rubén Vitoria acaba de ganar una prueba del circuito mundial QS. Es el primer deportista del territorio en lograrlo desde que en 2007 lo hiciera Aritz Aranburu

ÁLVARO VICENTE

Rubén Vitoria acaba de cumplir diecinueve años y ya ha logrado su primera victoria en una prueba del circuito mundial QS -la segunda división por debajo del circuito WCT-. «No me lo creo. Es un sueño que he tenido toda mi vida y ya lo he cumplido. Quién me lo iba a decir a mí», reflexiona. Hay que remontarse a 2007 para asistir al último triunfo de un guipuzcoano en una prueba de este circuito, cuando Aritz Aranburu ganó en Zarautz.

En su primera temporada dedicado en exclusiva a su deporte, una vez aprobada la Selectividad, el objetivo que se había fijado con su entrenador Julen Lasa era alcanzar una final en cualquiera de las citas de este circuito QS, pero lo que nunca esperaba era cumplirlo con creces en el segundo campeonato del año, en Tenerife. «Me sentía muy bien desde que arrancó el campeonato, surfeando con mucha confianza, pero ni en el mejor de mis sueños imaginaba poder llegar tan lejos como hice. Poco a poco fui pasando mangas, eliminando a favoritos y cada vez me veía mejor sin ser muy consciente de lo que estaba haciendo».

En la final se cruzó con Jorgann Couzinet, al que superó con una puntuación de 19.10 por 17.50 sobre veinte. «El francés empezó la final de forma increíble con dos olas excelentes en menos de cinco minutos. En ese momento nadie apostaba por mí. Incluso yo mismo me veía ya sin posibilidades. Pero fui capaz de pararme a pensar y de convencerme de que era posible. Necesitaba dos buenas olas como él. A falta de diez minutos sumé una puntuación de nueve. Ya solo me quedaba una. Y un minuto después llegó la ola decisiva. Hice lo que tenía que hacer, el cuerpo iba solo. Terminé la ola y cuando escuché por megafonía que me habían dado un diez empecé a gritar como un loco. Quedaban siete minutos para acabar. Se me hicieron eternos». Acabó saliendo del agua a hombros por amigos suyos desplazados a la isla, como Mario Azurza.

«Quería ser uno de ellos»

Vitoria celebró lo justo esa victoria porque al día siguiente por la mañana volaba a casa y un día después a Australia, donde sigue cumpliendo el calendario QS con la disputa de tres pruebas en el próximo mes. Desde allí, al teléfono, recuerda sus inicios en este deporte hace diez años. «Veía surfear a la gente en la playa de Zarautz y me decía a mí mismo que quería ser uno de ellos. A mi hermano le compraron una tabla y yo aprovechaba los momentos en los que él no surfeaba. No hubo más remedio que comprarme una. Ahí empezó todo».

En este tiempo ha tenido varios técnicos, y desde hace poco más de un año está a las órdenes de Julen Lasa. «Con él ha cambiado todo: mi surf y mi forma de ser. He conocido lo que es dedicarse al surf a nivel profesional entrenando todos los días. Y por si fuera poco, en los últimos meses he podido entrar en Basque Team. Eso me ha llevado a entrenarme en sus instalaciones de Getxo tres días a la semana. Ha sido duro por los madrugones y por la exigencia de los entrenamientos físicos, pero ha merecido la pena».

De Australia volará al Caribe, a Martinica y Barbados, donde el circuito tiene doble parada, y en abril, competirá en el QS de casa, en Zarautz. Su primera etapa del año acabará con otra prueba en Portugal. «Luego tendré dos meses de descanso en casa y en julio volveré a la carga con citas en Francia, Marruecos y Filipinas. Ya veremos dónde acabó. Sí puedo decir que estoy más motivado que nunca».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos